Ultimas Noticias
Search

Llegó el agua potable a Yotojorotshi, ejemplo de una alianza público-privada

Por: Betty Martínez Fajardo

El viernes siete de diciembre, fue una fecha especial para las familias wayuu de la comunidad de Yotojorotshi, Amushishon, Wayatamana y Chocosumana, mucha gente se congregó en ese territorio del municipio de Maicao, para prender las velas de la esperanza.

La alegría de las niñas de Yotojorostshi porque por fin gozarán del servicio de agua potable. Foto: oficina de prensa empresa Air-e.

Allí, los niñas y niños wayuu, que disfrutan de su periodo de vacaciones, recibieron el mejor regalo de un grupo de personas y empresas que decidieron unirse para entregarles la construcción de un sistema integral de agua potable, una planta de ósmosis inversa con capacidad para producir 20.000 litros de agua al día, utilizando energía solar.

Ese sistema es el resultado del programa Territorio de Equidad, que lidera la empresa Air-e y que defiende su gerente de Valor Social, Víctor De Luque Vidal, quien de tanto promoverlo en cuanto evento asistía logró que La Tienda la Empatía, se enamorara de la iniciativa para liderar a través de una plataforma de donación que mil quinientas personas y empresas se sumaran para hacer realidad un sueño de las familias wayuu de Yotojorotshi.

A la propuesta llegaron el Ministerio de Vivienda, y el Departamento de Prosperidad Social, como una respuesta a la comunidad, pero también a quienes desde lo privado se interesan por lo que sucede en las regiones de Colombia.

El gerente de Valor Social de Air-e, Victor De Luque, expresó que la mejor celebración del Día de velitas es poder decir llegó el agua a Yotojorotshi y ratificar el compromiso por hacer la vida de todos mejor cada día.

“Las familias wayuu podrán beber sin temor, sabiendo que el líquido vital que ingieren no representa un peligro para su salud. Las enfermedades relacionadas con el agua sucia y contaminada se convertirán en un recuerdo distante. Los niños ya no conocerán el sufrimiento y la deshidratación causada por la sequía despiadada. Es un alivio inmenso que trae consigo una renovación de la esperanza”, expresó De Luque Vidal.

Por otra parte, Laureano González, autoridad tradicional de Yotojorotshi, afirmó “por primera vez en la historia vamos a tomar agua potable en la ranchería Yotojorotshi y tres comunidades aledañas. Los niños tomaban agua de jaguey, hoy vamos a tomar agua potable”.

Planta de osmosis inversa para entregar agua potable a la comunidad wayuu de Yotojorotshi. Foto: oficina de prensa empresa Air-e.

La empatía

Por esas cosas de la vida, la tienda “La Empatía”, llegó al territorio de Yotojorotshi y se enamoró de su gente, un amor compartido con Víctor De Luque Vidal, quienes se entendieron y agarrados de la mano iniciaron la aventura del agua.

“La Empatía”, fue clave para que otras empresas privadas creyeran en el programa Territorio de Equidad, y esa fue la sorpresa que compartieron en el parque de Usaquen a Yeletsi y Liliana González, cuando les informaron los resultados de la iniciativa que promovieron en sus plataformas.

“Inicialmente este era una vakin que pretendía recaudar algo así como 150 millones de pesos, pero con mucha velocidad mucha gente se sumo a este empeño, muchas empresas también se sumaron y llegamos a la meta de 550 millones gracias a eso la solución de agua es mucho más grande y va a ayudar a muchas más comunidades”, expreso el periodista Ernesto Samper, alma de la tienda “La empatía”.

El periodista llegó también a Yotojorotshi, allí compartió con los niños y niñas, quienes a su manera le agradecieron ese gesto de solidaridad que difícilmente olvidarán.

“He conocido gente admirable, y me encanta estar acá para hacerlo en memoria del niño Gabriel José Gonzales, para que todos nos acordemos de él que ya es un símbolo que de aquí en adelante no van a haber niños que repitan su historia”, expresó.

Cada siete de diciembre, estas comunidades wayuu de La Guajira recordaran el mejor regalo de la vida, disfrutar de agua potable de manera permanente gracias al trabajo en equipo de un grupo de personas que demostraron que las alianzas entre lo público y privado genera buenos resultados.

Sin olvidar a quienes también desde esas comunidades alertaron sus precariedades como su autoridad tradicional Laureano González, y el trabajo de la docente Liliana González, quien se ha dedicado a enseñar en su comunidad el valor del tejido.

Comparte

Ultimas Noticias

Gobierno departamental de La Guajira garantiza retorno de familias Wiwa desplazadas a su territorio

Noticias Relacionadas