Ultimas Noticias
Search

El 2023, el año de uno de los grandes ejecutores del acordeón en la música vallenata.

Por: Betty Martínez Fajardo.

Diversas voces del sector cultural de La Guajira fueron escuchadas por el Ministerio de Cultura, para declarar el 2023 como año del centenario de Luís Enrique Martínez Argote, con motivo de celebrarse su primer natalicio y ser considerado como un grande exponente de la ejecución del acordeón en la música vallenata.

Los gestores culturales, Félix Carrillo Hinojosa, Abel Medina Sierra, Fredy González Zubiria, cuando fue gerente del Fondo Mixto de Cultura de La Guajira, la fundación Luís Enrique Martínez, además del actual gerente del Fondo, Larry Iguaran, contribuyeron desde sus roles para que el Ministerio de Cultura a través de la resolución 0235 del 25 de julio de 2022, declarara el 2023 como el año del centenario del “Pollo Vallenato”.

El gestor cultural, Abel Medina Sierra, recordó que inicialmente en el año 2020, se realizó una reunión virtual, para avanzar en el tema, con asistencia de los representantes del grupo de investigación de Luís Enrique Martínez de la Universidad de La Guajira, así como los de la fundación del corregimiento de El Hatico, el gestor cultural Pedro Verbel y gestores culturales del Cesar.

El 22 de febrero de 2021, el gestor Cultural, Félix Carrillo Hinojoza, solicitó por escrito al entonces ministro de Cultura, Felipe Buitrago Restrepo, se declarara el 2022, año que fue corregido de acuerdo con una observación del exgerente del Fondo Mixto, Fredy González, como de Luis Enrique Martínez Argote, con motivo de celebrarse el primer centenario del natalicio de ese grande exponente de la ejecución del acordeón.

También por escrito, la misma solicitud la realizó Fredy González Zubiria, como gerente del Fondo Mixto y la fundación Luís E. Martínez.

Con esas comunicaciones, inició el camino para que el Ministerio de Cultura, formalmente declarara el 2023 como el año de Luís Enrique Martínez.

Por su parte, Larry Iguaran, gerente del Fondo Mixto de Cultura, reconoció el aporte de quienes se dieron a la tarea de desarrollar una serie de gestiones ante el Ministerio, para lograr que el Ministerio expidiera la resolución donde se reconoce el legado cultural de uno de los grandes del acordeón en la música vallenata.

“Una vez me posesioné, recordé el tema al Ministerio y, logramos la declaratoria que nos entregó formalmente la ministra de Cultura, Angélica María Mayolo, previó cumplimiento de una agenda conmemorativa”, dijo.

La resolución

En la resolución 0235, el Ministerio de Cultura, indica que Luís Enrique Martínez, fue uno de los grandes acordeoneros y compositores en la historia del vallenato conocido como el “pollo vallenato”, músico, compositor de música vallenata, acordeonista, cantante y verseador, nacido en el Hatico jurisdicción del municipio de Fonseca, el 24 de febrero de 1923 y fallecido en Santa Marta el 25 de marzo de 1995.

Además, que cultivó el género y proyectó su música más allá de las fronteras de la región, contribuyó a que los sonidos de su creación musical y el encanto de sus versos se integraran a los sonidos de la identidad musical colombiana.

También destaca que participó en más de 39 producciones fonográficas vallenatas y una larga trayectoria de creaciones y producciones musicales que hacen parte de diversos espacios y celebraciones donde su música, alegría e ingenio musical ha sido protagonista.

También destaca que fue llamado cariñosamente “el pollo vallenato”, remoquete alcanzado en los avatares de la piquería, convertido luego en una leyenda del género, fue activo participe y cultor del festival valllenato en el que se coronó Sexto Rey Vallenato el 30 de abril de 1973.

El Fondo Mixto

A esa iniciativa, se sumaron otras organizaciones como el Fondo Mixto de Cultura de La Guajira, en la gerencia de Fredy González Zubiria, quien el pasado 29 de marzo de 2022, inauguró en el corregimiento de El Hatico, jurisdicción del municipio de Fonseca la casa memoria histórica Luís Enrique Martínez.

En su momento el Fondo Mixto, informó que el espacio corresponde al emprendimiento cultural liderado por la Fundación Luís Enrique Martínez, y apoyado por el Fondo Mixto de la Cultura y las Artes y la Gobernación de La Guajira.

Es una casa tradicional, construida en madera con paredes de barro, en el mismo lugar donde estuvo ubicada la vivienda donde nació el maestro Luís Enrique Martínez.

Detrás de la casa memoria, hay un dedicado trabajo de investigación de la Fundación y el Fondo Mixto, donde se recopilaron objetos y elementos que sirvieron en el proceso de inspiración y creación de ese gran cantante, verseador, compositor y acordeonero.

“Me parece increíble, cuando iniciamos este proceso en mayo del año pasado que vine a visitar los restos que estaban de la casita, la mitad estaba en el suelo. En menos de un año logramos algo tan hermoso. Esto que se logró es un sueño hecho realidad para todos los habitantes de El Hático. Esperamos traiga muchos procesos culturales, turistas e investigadores a conocer este espacio dedicado a la vida del estructurador del vallenato moderno, el ‘Pollo Vallenato’”, sostuvo el gerente del Fondo Mixto, Fredy González Zubiría.

Lo que siguió

A la declaratoria, se suma una solicitud del gestor Cultural, Félix Carrillo Hinojoza, al presidente de la fundación festival de la leyenda vallenata, Rodolfo Molina Araujo, a quien solicitó que la versión del 2023 sea en honor a Luis Enrique Martínez Argote, la cual fue escogida, como un reconocimiento merecido a ese juglar de Colombia.

Una serie de actividades culturales, se estarán realizando previa la celebración central con motivo del natalicio del acordeonero Luis Enrique Martínez, en el departamento de La Guajira.

En su investigación el gestor cultural Félix Carrillo, contó que Luís Enrique Martínez, fundó la más grande estilística, en la interpretación del acordeón dentro de la música vallenata y consolidó, lo que hoy es entendido por todos, como la columna vertebral de una música que se hace por tradición.

Ese estilo de ejecución, construida por ese grande valor, sigue como la principal influencia en el Caribe Colombiano y otros lugares de Colombia, en la presentación del Paseo, Son, Merengue y Puya.

En 1969, el maestro publicó la obra que lo estableció como el referente del acordeón: “El Pollo Vallenato”, un paseo con el que refrendó su visión revolucionaria en esa forma de tocar, componer y cantar esa música, que se divulgó en todo el imaginario de la provincia, donde nació y se hizo popular esa expresión artística, gestada por hombres analfabetas y ágrafos.

Con trece años, se fue con su madre para El Copey y Fundación, poblaciones del Magdalena, hoy la primera del Cesar y la segunda del Magdalena, en las que vivió parte de su infancia, adolescencia y se hizo adulto, donde desarrolló varios oficios, en el que primó el de la música.

Comparte

Ultimas Noticias

Planes de Desarrollo

Noticias Relacionadas