Ultimas Noticias
Search

“Riohacha no cuenta con sistema de vigilancia de calidad del aire, pero desde Uniguajira la hemos estimado”, docente Heli Arregocés

Preocupación, incertidumbre y caos hay en Colombia por el incremento de incendios forestales y su impacto en los ecosistemas. La flora y fauna consumida por el fuego en más de 28 mil hectáreas de todo el país, ha puesto en alerta roja a varios departamentos, incluido La Guajira, que, aunque no presenta llamas en todas sus regiones, si muestra otras leves afectaciones como el deterioro de la calidad del aire en gran parte del territorio.  

Frente a este panorama, el docente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de La Guajira y miembro del grupo de investigación GISA, Heli Arregocés Reinoso, advierte que, en el caso específico de la ciudad de Riohacha, no se cuenta actualmente con un sistema de vigilancia de calidad del aire que permita conocer y monitorear con certeza su estado actual ante esta variable y, por tanto, actuar con la efectividad que se requiere. 

Además, precisa que la falta de estos registros, ha sido evidente durante los últimos años, por lo que desde Uniguajira, se han adelantado investigaciones y estudios por más de una década que le sirven de sustento para analizar y predecir científicamente, cuál es el comportamiento de la calidad del aire en el distrito. 

“La academia se convierte aquí en un gran aliado estratégico. Nuestros resultados se sustentan en estudios, inventarios de emisiones, datos satelitales, modelación de contaminantes y asimilación de información que han estimado los niveles de calidad del aire por más de 10 años. Así mismo, hemos compilado varios inventarios de emisiones de la industria minera, fuentes fijas, fuentes móviles y producción de agregados para realizar proyecciones de las estimaciones durante  2012, 2014 y 2019”, puntualizó el investigador.

También explicó que el material particulado (PM), producido incluso en incendios, es uno de los principales contaminantes indicadores de la calidad del aire en áreas urbanas, industriales y rurales, pero aclara que en Riohacha intervienen dos factores meteorológicos favorables para la dispersión de estos contaminantes: la velocidad del viento y la altura de la capa límite planetaria. “En la región, los vientos fluyen a través de las planicies norte de La Guajira y alcanzan velocidades superiores a los 5 m/s”, afirmó. 

En cuanto a nivel de región, indica que los patrones de viento en el Caribe y la llanura costera, están muy influenciados por las circulaciones de brisas terrestres y marinas, determinadas por los sistemas sinópticos predominantes y la orientación de la costa que incide en la variabilidad del viento y esto a su vez, disminuye las concentraciones de material particulado en cercanía a las fuentes de emisiones.

También, señala el docente que la capa límite planetaria considerada una representación de la escala vertical de los contaminantes, alcanza valores medios de altura entre 720–875 para la ciudad de Riohacha. Estas circunstancias favorecen la dispersión de los contaminantes y un descenso de las concentraciones en los niveles más bajos de la atmósfera. 

De manera puntual argumenta el académico, que los niveles diarios se encuentran por debajo de los limites permisibles de la normatividad colombiana, sin embargo, hay factores de riesgo a largo plazo por la inhalación de partículas. Por ejemplo, estar cerca de vías transitadas por lapsus de tiempo significativo, aumenta la probabilidad de desarrollar enfermedades respiratorias a largo plazo. Además, inhalar humo proveniente de la quema del carbón utilizado en locales comerciales callejeros, es un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Por otro lado, el investigador precisó que los incendios forestales registrados en La Guajira, obedecen a la sequía y la falta de lluvias en la región, lo que implica que el terreno sea extremadamente seco y propenso a los mismos. A esto, se suman prácticas cotidianas como la quema de tierras para la agricultura y la de carbón madera,  lo que podría incrementar los  incendios si no se controlan adecuadamente.   

Acorde a las proyecciones climáticas, se prevé que las sequías en los próximos años sean más frecuentes y extensas. Por  lo tanto, se espera un incremento de las emisiones de partículas en el ambiente que puedan afectar la calidad del aire en la región.

Doris Cabeza Escobar

Periodista Uniguajira

Comparte

Ultimas Noticias

Gobierno departamental de La Guajira garantiza retorno de familias Wiwa desplazadas a su territorio

Noticias Relacionadas