Ultimas Noticias
Search

Fundación “Compartiendo Felicidad” cumple diez años llevando alegría y bienestar a los niños de Cangrejito

Por: Betty Martínez Fajardo

Un día cualquiera María Isabel Cabarcas, llegó a la comunidad de Cangrejito ubicada a diez minutos de Riohacha, allí conoció a Manuela Cohen Gouriyu, una líder social wayuu que cuida y enseña a los niños de su comunidad.

La amistad nació y a partir de ese encuentro la fundación “Compartamos la Felicidad”, se apropió de los menores de cero a cinco años que todos los días asisten a recibir los servicios que ofrece el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en una Unidad de Atención (UCA), inicialmente construida en barro.

Cada diciembre ofrecen la cena navideña y los regalos a los menores de la UCA, y participan activamente de las actividades que organiza Manuela como agente educativo.

Manuela, es una lideresa wayuu quien enseña a los niños en wayuunaiki para que conserven su lengua originaria. Desde su rol como agente educativo promueve en los menores el respeto, el cuido de la naturaleza, la cultura wayuu a pesar de las condiciones de pobreza que rodean sus hogares.

La tarea no ha sido fácil como ella misma lo expresa, por eso valora la presencia de la fundación “Compartamos la Felicidad”, que le ha permitido llevar más bienestar al motor de su vida como son los menores del territorio.

Del cuarto de barro donde atendía a los niños pasó a una moderna Unidad de Atención, construida en material y dotada de los servicios, gracias a la gestión realizada por María Isabel Cabarcas, ante el alcalde del momento José Ramiro Bermúdez y la gestora Belines Fuentes.

“Nosotros estamos felices, aquí los niños disfrutan de esa comodidad que se merecen, es un espacio amplio y fresco, contamos con baños, la cocina y un patio grande”, contó Manuela.

La lideresa, recordó que la nueva UCA nació de la necesidad de brindarle a los niños y niñas un espacio más cómodo, lo que siempre fue motivo de conversación en los encuentros con María Isabel.

El encuentro de enero

Este sábado 20 de enero de 2024 los niños y niñas de Cangrejito salieron al encuentro de María Isabel y su equipo de apoyo para recibir los regalos y la cena que esta vez no se pudo realizar el pasado 24 de diciembre por problemas de salud que en esos momentos enfrentaba la lideresa Manuela Cohen Gouriyu.

Los menores se disfrutaron la mañana cargada de música, de regalos, de un delicioso desayuno, gracias al apoyo de otras fundaciones como Ridici del Mondo liderada por Danilo Casinelli, gestión realizada por la escritora Marga Palacio residente en Italia, de la empresa Air-e y del restaurante Mantequilla.

Más de ocho mil menores se han visto beneficiados de la tarea de la fundación “Compartamos la Felicidad”, en sus diez años de trabajo que además de los banquetes navideños, también impulsa otras iniciativas como los de seguridad alimentaria, fortalecimiento de capacidades, apoyo de la gestión gubernamental, entrega de kits escolares para un regreso digno al colegio, fomento del arte.

Esas iniciativas han llegado también a comunidades wayuu como Santa Rita Dos, Shispana, Ischipa, Ishamana, Mapashirra, Yutao, Punta Gallinas, Kanan, entre otras.

“En pandemia por ejemplo entregamos cinco toneladas de alimentos”, recordó María Isabel Cabarcas.

María Isabel y su equipo siguen regalando parte de su tiempo libre para llevar sonrisas y bienestar a los menores de las comunidades wayuu de La Guajira de la mano de instituciones, y seres generosos que abren sus puertas y sus corazones.

Comparte

Ultimas Noticias

“Cerrejón es trabajo, inclusión y sustento»: Marylin Amador

Noticias Relacionadas