Ultimas Noticias
Search

JEP llevó a cabo acto de reconocimiento temprano en la comunidad de Polumana en Albania

En la ranchería Pitulumana, en Albania, se llevó a cabo un acto de reconocimiento temprano por parte de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Este evento se centró en el reconocimiento de responsabilidad por el asesinato del indígena Wayúu, Alfredo Uriana Ipuana, presentado como supuesta baja en combate el 5 de septiembre de 2004 en la vereda La Horqueta, por hombres del Gaula y del Grupo de Caballería Mecanizado N°2 ‘Juan José Rondón’.

El magistrado auxiliar, Camilo Bernal, en representación del presidente de la JEP, magistrado Roberto Vidal, agradeció a la comunidad Polumana por permitirles estar en su territorio. Destacó que es a través de acciones como esta que se pueden restablecer los lazos rotos por el conflicto.

Por su parte, el magistrado Óscar Parra, de la Sala de Reconocimiento de la JEP, expresó su gratitud a la comunidad por su presencia en esta diligencia que busca dar los primeros pasos para restaurar a la familia de Alfredo Uriana Ipuana.

El compareciente, teniente coronel (r) Camilo Rodríguez, se dirigió a los familiares de la víctima y a su comunidad para aceptar su responsabilidad en el hecho. “Con el más absoluto respeto por el dolor que les causé, reconozco que participé en este hecho con la finalidad de disfrazar de legal algo ilegal”, expresó.

Reconoció que participó en el asesinato con el propósito de disfrazar algo ilegal como legal y expresó su deseo de contribuir al restablecimiento del buen nombre del Pueblo Wayúu y de la comunidad Polumana. Además, manifestó su vergüenza por los hechos ocurridos y su deseo de enmendar el daño causado.

Lina Hurtado, abogada de la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, representante de la familia de Alfredo Uriana, destacó la importancia de este acto de reconocimiento para las víctimas. Invitó a otros comparecientes a seguir el ejemplo de Rodríguez y dejar el negacionismo sobre estos hechos.

El magistrado Óscar Parra resaltó la importancia de este diálogo con el Pueblo Wayúu y reconoció el crimen como parte de más de 6.402 hechos similares cometidos en todo el país. El acto concluyó con el regalo del Árbol de Esperanza por la Paz por parte de las niñas y niños presentes, simbolizando el futuro que la comunidad espera luego de este acto de reconocimiento de responsabilidad.

«En este día histórico, decimos que este es un primer paso para hacer justicia. Lo que hemos escuchado nos compromete a emprender diversas acciones hacia el futuro”, señaló el magistrado Parra para finalizar el acto de reconocimiento temprano

Comparte

Ultimas Noticias

Planes de Desarrollo

Noticias Relacionadas