Ultimas Noticias
Search

Seamos empáticos en la realidad diaria

Opinión
Hoy, en medio de las recomendaciones sobre la prevención del suicidio desde la comodidad de nuestros hogares, quiero dirigirme a quienes ayer presenciaron el sufrimiento de alguien cercano y respondieron con indiferencia.

No necesitamos más mensajes de «fuerza» o «resiliencia». Mi mensaje es para aquellos que no sufren ansiedad o depresión, pero solo ofrecen apoyo en días designados o cuando ya es demasiado tarde.

Hoy, invito a practicar la empatía. Observemos a ese familiar ausente en eventos, al amigo que cancela salidas, a la novia que llora, al novio que finge estar bien, al compañero silencioso o al que siempre aparenta felicidad. Muchas veces la depresión se oculta tras sonrisas y vidas aparentemente perfectas.

Creemos el hábito de preguntar a quienes nos rodean cómo se sienten y escuchemos sus respuestas difíciles. Entendamos que no se trata de un desahogo de un día; es mostrar, repetidamente, que nos importa. Que el «aquí estoy» tiene significado.

No hay soluciones mágicas, pero debemos vivir con la incertidumbre y tomar la decisión consciente de estar ahí. Ayudemos a que la persona se active, invitémosla a caminar, al cine, por un café, o simplemente acompañémosla en el silencio.

La realidad es cruda. Seamos activistas de la empatía radical. No subestimemos el poder del «¿cómo estás, quiero escucharte?» genuino y constante. La verdadera ayuda radica en ser un apoyo continuo, más allá de un mensaje ocasional.

Comparte

Ultimas Noticias

Gobierno departamental de La Guajira garantiza retorno de familias Wiwa desplazadas a su territorio

Noticias Relacionadas