Las noticias del fin de semana en Wayuunaiki con Andrea Uriana.

Una contribución de este medio digital para preservar el wayuunaiki, lengua original de los indígenas wayuu del departamento de La Guajira.

El secretario de Salud de La Guajira, Armando Pulido, hizo un llamado a la comunidad para que sigan usando el tapabocas en recinto cerrado, debido al aumento de los casos de COVID 19 en el país.

Expresó, que, en ningún momento en el departamento de La Guajira, se ha levantado la restricción del uso del tapabocas en recinto cerrado.

Dijo también, que ante el incremento de los casos COVID 19, y de las infecciones respiratorias agudas de manera inusitada, el Instituto Nacional de Salud, sugirió a los gobernadores y alcaldes del país no retirar la medida del uso del tapabocas en recinto cerrado.

El funcionario, pidió a la comunidad completar su esquema de vacunación contra el COVID 19.

==

Cerrejón adelanta, en conjunto con el Invemar, un estudio de caracterización de manglares para implementar su primer proyecto de compensación en este tipo de ecosistemas.

La iniciativa se realiza en el sector de Bahía Hondita, en la alta Guajira, y es el primer paso para la restauración de 56 hectáreas con tres especies de mangles nativos.

A la actividad, que comenzó el pasado mes de febrero, se unieron miembros de las comunidades de Punta Gallinas, Bahía Hondita y Pusheo, para apoyar en las tareas de recolección de datos y levantamiento de la información.

De esa manera, las comunidades aportan a la labor investigativa y a una mejor interpretación de la interacción de las comunidades con este ecosistema.

==

Mujer wayuu, recogiendo agua potable en una de las pilas aferentes de Casa Azul en el municipio de Manaure. Foto: Betty Martínez Fajardo.

Cuatro empresas operadoras de agua potable, de las Pilas Públicas de Casa Azul, Sararao, Wimpechy y Amalipa, fueron creadas por un grupo de mujeres wayuu, quienes responden por el suministro a las familias de esos territorios.

Las empresas nacieron en el marco del esquema de organización de usuarios para administrar el servicio, están inscritas ante la Superintendencia de Servicios Públicos, y cuentan con permiso sanitario.

Son cuatro pilas públicas o centros de producción principal que surten de agua potable a través de carrotanques a las pilas aferentes, para entregarla de acuerdo con el número de personas que conforman cada familia.

En la construcción de las pilas públicas se invirtieron 25 mil millones de pesos, bajo la estrategia de obras por impuestos, en el marco del programa Guajira Azul, de acuerdo con información del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.