Parque eólico Guajira 1 genera inconformidad en tres comunidades wayuu.

Piden al presidente no inaugurar el proyecto.

En una carta al Presidente de la República, Iván Duque Márquez, la autoridad tradicional Denys Velásquez Uriana, lo alerta de una serie de irregularidades en el montaje del parque eólico Guajira 1 en la zona del Cabo de la Vela, por parte de la empresa Isagen, cuya inauguración se tiene prevista este 22 de enero.

La lider wayuu, relata como la empresa Isagen levantó el proyecto en sus territorios ancestrales, de manera arbitraria y en contravía al derecho fundamental al consetimiento previo libre e informado, invadiendo y profanando sus sitios sagrados.

Agregó, que desde inicios del 2021, intentó por todos los medios buscar un espacio de dialogo con la
empresa ISAGEN, pero nunca fue posible, lo que los llevó a tomar posesión de sus territorios y paralizar las obras ejecutadas.

Recordó, que para analizar la situación se reunieron el 29 de diciembre de 2021, con la señora Olga Lucía Ríos, funcionaria delegada de la empresa Isagen, a quienes solicitaron revisión al proceso consultivo que se había realizado para levantar la protesta.

Expresó la autoridad tradicional, Denys Velásquez Uriana, que la delegada de la empresa Isagen, le contestó que las comunidades afectadas ya habían sido consultadas. «Y si mis comunidades habían quedado por fuera eso no era problema de la empresa, sino del Estado y que si seguíamos y persistíamos en bloquear la entrada del proyecto, íbamos a tener problemas con las otras comunidades con posible derramamiento de sangre».

En la comunicación, dice la lider que el dialogo propuesto por la delegada de Isagen, solo fue un sofisma y unas claras amenazas de muerte a quienes están reclamando unos derechos fundamentales vulnerados
por la construcción del proyecto del parque eólico Guajira 1.

En razón de esas circunstancias, las comunidades de MALEEN, WOUPASE y MALUY, en jurisdicción del Municipio de Uribía, desde el 12 de enero, amparados en su autonomía territorial y libre determinación,
tomaron posesión de manera indefinida de sus territorios ancestrales, invadidos por la construcción del proyecto del parque eólico Guajira 1.

Agregaron que solicitaron el acompañamiento de la ONG de DDHH Nación Wayuu, quienes, en compañía de sus profesionales voluntarios, llegaron hasta el sitio donde se levanta el proyecto y efectivamente corroboraron las afectaciones e impactos ocasionados en sus territorios.

Advirtieron, que hasta el sitio de la manifestación han llegado personas de otras comunidades a amenazarlos y a censurarlos por reclamar sus derechos, además que así mismo han estado llamando al señor José Silva Duarte, Presidente de la ONG Nación Wayuu para amenazarlo y decirle que si los sigue apoyando o regresa al sitio de la manifestación lo van levantar a tiros.

La lider, además de solicitarle al Presidente de los colombianos se abstenga de inaugurar el parque eólico Guajira 1, y pidió que ordene al Ministerio del Interior se revise el proceso de consulta previa
adelantado en el marco del proyecto.

Le informan además que la empresa ISAGEN invadió su territorio ancestral, profanó sus sitios sagrados y los amenaza con enfrentamientos y derramamiento de sangre entre las familias si persisten en reclamar sus derechos.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.