Corpoguajira fortalece acciones para la conservación del caimán aguja y tortugas marinas.

Samuel Lanao Robles, Director General de Corpoguajira, durante un acto de liberación de tortugas marinas en las playas de Palomino. Foto: Corpoguajira.

La Corporación Autónoma Regional de La Guajira gestionó ante el Fondo de Compensación Ambiental (FCA), el proyecto que permitirá evaluar el estado de conservación del caimán aguja y tortugas marinas en la zona costera comprendida entre los ríos Palomino (Dibulla), Ranchería (Riohacha) y en Bahía Hondita (Uribia).

Los trabajos incluyen, entre otras actividades, el implante de transmisores en caimanes para estudiar su seguimiento, evaluación y análisis. Adicionalmente se la examinará la ecología de anidación de las tortugas marinas, se diseñará la delimitación del área de confluencia de las especies y se llevarán a cabo talleres con representantes de la comunidad, sector productivo y turístico, para sensibilizarlos sobre la importancia de no participar en prácticas relacionadas con la   tenencia,  comercio y consumo  de  fauna  silvestre.

“La puesta en marcha de estas acciones contribuyen, sin lugar a dudas, a fortalecer los trabajos de conservación lideradas desde la Corporación, orientadas a garantizar la supervivencia de las cuatro especies de tortugas marinas presentes en La Guajira; de igual forma nos permitirá generar conocimientos sobre las poblaciones de caimán aguja, las cuales han disminuido considerablemente debido a su caza  para  el  comercio  de  pieles y el aprovechamiento  de  sus  huevos  y  carne”, explicó María del Rosario Guzmán, Coordinadora del Grupo Marino-Costero de Corpogaujira.

Cabe señalar que las poblaciones de tortugas marinas que frecuentan el departamento sufren fuertes presiones debido a  la extracción y consumo de su carne y la alteración de sus hábitats de alimentación y anidación, los cuales se ven afectados por la degradación de la calidad de las aguas por exceso de nutrientes y sedimentos, prácticas destructivas de pesca, hélices de embarcaciones, obras de infraestructura costera, huracanes, invasión de especies exóticas, entre otros factores.

El proyecto tendrá una duración de 10 meses y también contempla diferentes jornadas pedagógicas ambientales con instituciones  educativas  de  Palomino,  Mingueo,  Dibulla,  La  Punta  de  Los  Remedios, Camarones,  Riohacha y  Bahía  Hondita.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.