Uniguajira propone un componente cultural para la educación sexual en colegios y universidades.

En el marco de la onceava versión de Uniguajira Construye, un programa que tiene como objetivo crear espacios de interacción para debatir sobre temas de interés regional, avances investigativos y el impacto de la proyección social de la institución, se desarrolló el debate sobre la importancia de la educación para la sexualidad como un reto actual de la sociedad.

Esta edición fue liderada por la sede Maicao y contó con la presencia de la docente e investigadora de la Universidad de La Guajira, Jaidith Eneth Vidal, quien es trabajadora social, magíster en Desarrollo y Gestión de Empresas Sociales e investigadora reconocida por Colciencias en Categoría Junior.

Por el sector público, participó Claudia Brito Garzón, psicóloga, especialista en Planeación Educativa, magíster en Gestión Educativa y rectora de la Institución Educativa No. 4 San José Campestre del municipio de Maicao. Así mismo, en representación de la comunidad indígena wayuu, acompañó este espacio Jorge Mario Meza quien es licenciado etnoeducador, magíster en Ciencias de la Educación en Gerencia Educativa y coordinador de la Institución Educativa Indígena Rural No. 1 sede María Eugenia en el municipio de Maicao.

La moderación estuvo a cargo de Zenith Palencia Del Valle, trabajadora social, magíster en Gerencia de Proyectos de Investigación y Desarrollo e investigadora reconocida por Colciencias en Categoría Asociada.

A manera de introducción, la moderadora Zenith Palencia resaltó la responsabilidad que cada uno de los actores en el campo educativo tiene respecto al abordaje de la sexualidad y enmarcó la temática desde la proyección del Ministerio de Educación Nacional, que promueve la creación de entornos educativos propicios para que niños, niñas y jóvenes ejerzan en la cotidianidad sus derechos humanos sexuales y reproductivos.

Por su parte, Claudia Brito Garzón habló desde su experiencia en relación a cómo la pandemia y la alternancia han modificado la implementación de la educación para la sexualidad, afirmó que “se ha dado una  transformación en la vida de todos los seres humanos y en consecuencia, esto ha influido en la forma de comunicación interpersonal y en el abordaje integral del tema, lo que ocasionó que como educadores se deba replantear el proceso de formación en el área sexual con estrategias virtuales transversales”.

No obstante, según cifras nacionales, Brito Garzón indicó que “los índices de embarazos en menores han aumentado en el último año, lo que hace notar la necesidad de realizar cambios estructurales en la forma de educar en esta temática. Es así como las organismos educativos acogen los medios digitales como herramienta y evidencian un acercamiento más genuino a los estudiantes, dado que éstos se sienten con más libertad de compartir su sexualidad sin sentirse observados ni juzgados”.

En el marco de la onceava versión de Uniguajira Construye, un programa que tiene como objetivo crear espacios de interacción para debatir sobre temas de interés regional, avances investigativos y el impacto de la proyección social de la institución, se desarrolló el debate sobre la importancia de la educación para la sexualidad como un reto actual de la sociedad.

Esta edición fue liderada por la sede Maicao y contó con la presencia de la docente e investigadora de la Universidad de La Guajira, Jaidith Eneth Vidal, quien es trabajadora social, magíster en Desarrollo y Gestión de Empresas Sociales e investigadora reconocida por Colciencias en Categoría Junior.

Por el sector público, participó Claudia Brito Garzón, psicóloga, especialista en Planeación Educativa, magíster en Gestión Educativa y rectora de la Institución Educativa No. 4 San José Campestre del municipio de Maicao. Así mismo, en representación de la comunidad indígena wayuu, acompañó este espacio Jorge Mario Meza quien es licenciado etnoeducador, magíster en Ciencias de la Educación en Gerencia Educativa y coordinador de la Institución Educativa Indígena Rural No. 1 sede María Eugenia en el municipio de Maicao.

La moderación estuvo a cargo de Zenith Palencia Del Valle, trabajadora social, magíster en Gerencia de Proyectos de Investigación y Desarrollo e investigadora reconocida por Colciencias en Categoría Asociada.

A manera de introducción, la moderadora Zenith Palencia resaltó la responsabilidad que cada uno de los actores en el campo educativo tiene respecto al abordaje de la sexualidad y enmarcó la temática desde la proyección del Ministerio de Educación Nacional, que promueve la creación de entornos educativos propicios para que niños, niñas y jóvenes ejerzan en la cotidianidad sus derechos humanos sexuales y reproductivos.

Por su parte, Claudia Brito Garzón habló desde su experiencia en relación a cómo la pandemia y la alternancia han modificado la implementación de la educación para la sexualidad, afirmó que “se ha dado una  transformación en la vida de todos los seres humanos y en consecuencia, esto ha influido en la forma de comunicación interpersonal y en el abordaje integral del tema, lo que ocasionó que como educadores se deba replantear el proceso de formación en el área sexual con estrategias virtuales transversales”.

No obstante, según cifras nacionales, Brito Garzón indicó que “los índices de embarazos en menores han aumentado en el último año, lo que hace notar la necesidad de realizar cambios estructurales en la forma de educar en esta temática. Es así como las organismos educativos acogen los medios digitales como herramienta y evidencian un acercamiento más genuino a los estudiantes, dado que éstos se sienten con más libertad de compartir su sexualidad sin sentirse observados ni juzgados”.

En cuanto a Jorge Mario Meza, representante de la sociedad civil, ofreció una mirada de la situación desde el ámbito cultural wayuu, donde aseguró que “para las escuelas rulares la aproximación a este tipo de temáticas es un desafío, ya que convergen dos culturas diferentes en un solo espacio educativo, y para los wayuu, la sexualidad es vista como un aspecto biológico y psicológico que inicia a temprana edad, en el momento en que el individuo entra en la pubertad, en donde se tiene a las figuras maternas como ese primer acercamiento a una educación sexual”.  

En ese sentido, la académica Jaidith Eneth Vidal, insistió en que existe una corresponsabilidad del Estado a través del sistema nacional en donde convergen organizaciones de carácter público y privado en trabajar con la familia y la sociedad, siendo ésta el núcleo más importante en la educación integral, e incluye en ese proceso de enseñanza a las escuelas, al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Secretaría de Educación e indiscutiblemente a las IES.

Al interrogante realizado a Jaidith Vidal, de cuál ha sido el aporte que hace la Universidad de la Guajira a través de sus grupos de investigación sobre la temática en el Departamento, ésta indicó que “desde el grupo de investigación Jazzegre se ha trabajado en estudios sobre educación sexual con el objetivo de identificar sus problemáticas y se enfatiza en que existe ya una normatividad que los colegios implementan, entonces, las investigaciones se han enfocado en analizar la forma y efectividad de las estrategias para poder educar a niñas, niños y adolescentes”.

Agregó que “entre los proyectos que actualmente se encuentran en desarrollo sobre esta temática, se podría mencionar el análisis de los lineamientos pedagógicos de educación sexual y reproductiva de las instituciones rurales 1 y 2 del municipio de Maicao, La Guajira y su relación con el contexto socio cultural de sus estudiantes y docentes de la etnia wayuu, que tuvo como objetivo realizar un diagnóstico sobre la educación sexual y reproductiva impartida a los wayuu de acuerdo a lo reglamentado por la normatividad del estado”.

Finalmente, desde el panel de Uniguajira Construye, se invitó a unir esfuerzos para desarrollar acciones que realmente permitan a la sociedad atender la problemática e impactar de manera positiva a la comunidad, disminuir el número de embarazos en menores y reducir los índices de enfermedades de transmisión sexual.

María José Navarro Prado

Periodista Uniguajira – sede Maicao

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.