Jóvenes levantaron huelga de hambre en Riohacha.

Los nueve jóvenes que lograron firmar un acuerdo con el gobierno nacional para dar respuesta a problemas estructurales de La Guajira. Jeferson Palmar, Beatriz González, Luis Fernando Lobo, Eliel Castillo, Limbano Díaz, Yarley Molina, Enmanuel Rangel, Andrés Barliza y Jissac González. Foto: Betty Martínez Fajardo.

La firma de un acuerdo con el Viceministro del Interior, Carlos Baena, permitió el levantamiento de una huelga de hambre que mantenían un grupo de jóvenes, en el parque Simón Bolívar, en la ciudad de Riohacha.

En el acuerdo se establece que se realizarán mesas de trabajo por sectores, en la ciudad de Riohacha, que inician el próximo 27 de julio, con el análisis de los avances de la sentencia T-302 de 2017, de la Corte Constitucional, que ordena la protección a los niños, niñas y jóvenes wayuu.

El Viceministro del Interior, destacó la forma pacífica como los jóvenes realizaron la protesta y la considera como un ejemplo para el país.

«Ya habiamos tenido un apoyo muy grande de la gobernación de La Guajira y del Distrito de Riohacha, y otras instancias lo que nos permitió llegar con un plan muy concreto respondiendo a las peticiones de los jóvenes», dijo.

Agregó, que la negociación no fue muy extensa por el trabajo previo realizado con las autoridades de La Guajira, que les permitirá entonces avanzar en ese diálogo social para dar respuesta concreta a las peticiones de los jóvenes en cada una de las mesas de trabajo.

Luis Fernando Lobo, uno de los lideres de la protesta, explicó que la negociación será con la sociedad civil, gracias al compromiso del gobierno nacional de establecer ese diálogo cada ocho días en mesas por sectores con enfoque desde lo minero energético hasta la educación, la economía, el agua potable, la salud, las comunidades indígenas y afrodescendientes, además del cumplimiento de la sentencia T 302 de 2017,

«Hemos hecho ese acuerdo, considerando que es con la sociedad civil con que la tenemos que trabajar y esperamos que participen», dijo.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.