Nacen más de 1.150 tortugas hicoteas en el centro de rehabilitación de fauna de Cerrejón.

Más de 1.150 tortugas hicoteas han nacido en el último mes en el Centro de Fauna de Cerrejón, dentro de la iniciativa para asegurar la reproducción de esta especie que la compañía realiza en alianza con la Fundación Omacha. Este resultado se logró después de haber protegido e incubado los huevos en el centro de rescate y rehabilitación de la empresa.

“Tras cinco años de esfuerzos de repoblamiento de esta especie buscamos fortalecer los hábitats ribereños y acuáticos presentes tanto en predios de la compañía como en zonas aledañas a nuestra operación. La protección y conservación de la riqueza biológica de nuestros ecosistemas es una prioridad de Cerrejón y, por eso, continuamente hacemos grandes esfuerzos para conservar y aumentar las poblaciones de las especies nativas de la región”,afirmó Luís Madriñán, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón.

Estos nacimientos se dan en el marco del programa de Conservación de Especies Amenazadas y el programa de Compensación por Pérdida de Hábitat Acuático, en los que Cerrejón participa con diferentes iniciativas para la protección de la biodiversidad de la región. De esta forma, fomentamos acciones que contribuyen a garantizar la supervivencia de esta especie, por medio de la implementación de las mejoras en prácticas ambientales y de la divulgación de mensajes de preservación de fauna y recursos naturales en el departamento.

El programa de reproducción de la tortuga hicotea comenzó en el año 2013 con el análisis de la dinámica poblacional de la especie en cuatro sectores de La Mina. El objetivo principal de este programa es promover la conservación de especies en peligro de extinción, entre las cuales se encuentran también el caimán aguja y cuatro especies de tortugas marinas de Bahía Portete.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.