Por fuerza mayor Cerrejón paró la operación y suspendió temporalmente los contratos.

La falta de combustible, llevó a la empresa Cerrejón a parar sus operaciones, como también la suspensión temporal de los contratos de los trabajadores y de los contratistas.

En un comunicado a la opinión pública, explicaron que dos bloqueos, liderados por personas ajenas a la compañía, han impedido el transporte de carbón y la entrega de agua a las comunidades y que han imposibilitado la llegada de insumos esenciales para la operación minera, que son trasladados desde Puerto Bolívar.

Precisaron que la compañía llegó a esa situación por dos bloqueos ilegales que afectan en estos momentos las operaciones. El primero, comenzó el pasado 5 de mayo, liderado por un grupo de extrabajadores que se encuentra sobre la línea férrea.

Manifestaron que esas personas, habían sido desvinculadas el pasado mes de febrero, quienes acudieron a las vías de hecho para exigir su reintegro a la compañía o indemnizaciones adicionales a las establecidas legalmente, pese a existir vías jurídicas para reclamar cualquier derecho que consideren tener.

«La compañía ha estado abierta a las diferentes instancias de acercamiento en las que se han propuesto espacios de escucha activa si se desbloqueaba la línea férrea, no obstante, los extrabajadores rechazaron esta posibilidad», indicaron.

Puntualizaron que al no poder transportar el combustible por tren, la empresa contrató camiones cisterna para llevarlo por carretera, una solución temporal que no alcanza a satisfacer las necesidades de la operación minera. Sin embargo, el jueves 20 de mayo, miembros de la comunidad de Media Luna bloquearon la entrada a las instalaciones, exigiendo empleos y otras peticiones, impidiendo la salida de cualquier vehículo de puerto.

Advirtieron que la combinación de esos dos bloqueos ha provocado que la compañía se haya quedado sin el abastecimiento de combustible.

La situación generó también la suspensión temporal de los contratos de los trabajadores, así como los de los contratistas, que no pueden prestar sus servicios por la falta de combustible.

En ese mismo sentido, la empresa informó que viene implementado un plan de transformación para asegurar la sostenibilidad de la compañía como resultado de la crisis del mercado mundial del carbón, agravada por el impacto de la pandemia generada por el COVID-19 y una huelga de tres meses liderada por Sintracarbón.

«Sin embargo, estos bloqueos afectan los esfuerzos por garantizar la sostenibilidad y competitividad de la compañía, al tiempo que impactan la reputación de Cerrejón y del país como proveedor confiable de carbón en el mercado internacional, así como a los trabajadores y sus familias, a las comunidades que dejan de recibir agua y otras ayudas, a los municipios cercanos a las operaciones, a La Guajira y al país», se indicó en el comunicado.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.