Disparen a los indios: un diario del odio en Cali.

Por: Victoria Solano

O70-Uniandes

Ser indígena en Colombia era hasta esta semana vivir bajo amenaza: garantes de la producción de alimentos sanos y el cuidado de la biodiversidad, son el obstáculo más grande para el extractivismo que busca avanzar en el país. A los indígenas en Colombia se los acorrala, empobrece y persigue buscando su extinción. Pero con las protestas que tomaron el país los últimos 12 días se desbloqueó un nuevo límite: civiles organizados salieron a cazarlos.

La historia completa en el siguiente enlace:

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.