Pensionada de la gobernación de La Guajira, murió por Covid19.

Su paso por el palacio de la marina en Riohacha, aún se recuerda, Rosa María Campo, fue una de las secretarías de despacho de más de 20 años de servicio que le valió la pensión.

«Ocha», como cariñosamente la llamaban, falleció afectada por Covid 19.

En la gobernación de La Guajira, sus compañeros de trabajo lamentaron su repentina muerte.

A Rosa María, le sobreviven su hijo Alfredo Ariza Campo, y sus hermanos Hilario, Adalberto, Alfonso y William Campo.

«Todos la recordamos. Todas las noches era infaltable en la terraza de la familia Alarcón en la calle Ancha en Riohacha», escribió el abogado, Luís Eduardo Acosta Medina, Contralor Provincial de la Contraloría General de la Nación Regional La Guajira.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.