Gobierno Nacional le apuesta a que en el 2022 se inicien las obras que hacen falta del proyecto del Ranchería.

Por: Betty Martínez Fajardo.

Represa del río Ranchería – Foto: Betty Martínez Fajardo.

Tres mil novecientos millones se invierten en actualización y diseños

Con la firma del acta de inicio de la actualización y diseños del Distrito  del Ranchería, el gobierno nacional empieza a cumplir con La Guajira para hacer realidad un sueño aplazado por años como es la puesta en operación de la represa.

En el Plan Nacional de Desarrollo quedó incluido la segunda etapa del proyecto multipropósito, razón por la cual desde la Agencia de Desarrollo Rural, se empieza a dar cumplimiento al Conpes del 2018 de la política de Tierras que tiene un capítulo especial dedicado  a los distritos de riegos estratégico del país,  y Ranchería es uno de ellos.

Ana Cristina Moreno, Presidenta Agencia de Desarrollo Rural

La Presidenta de la Agencia de Desarrollo Rural, Ana Cristina Moreno, le contó a TuuPutchika, que con la firma del contrato por valor de 3.900 millones de pesos, se podrá establecer el costo real de la inversión para la finalización de la construcción de la obra.

La actualización de los estudios y diseños del Distrito, incluye las 15 mil hectáreas del Ranchería, las tres mil del brazo de San Juan para renovar la factibilidad, los estudios y diseños, y todo el plan agropecuario.

La funcionaría, anunció también que al tiempo que se avanza en los estudios de actualización, el gobierno nacional en paralelo firmó con la Financiera de Desarrollo Nacional, un convenio para que ellos desde ya ayuden  a estructurar como puede ser el modelo de contratación de la construcción del Distrito que permita vincular capital privado.

“Se trataría de una alianza público privada,  la idea es que podamos hacer uso de ese instrumento similar,  y que en el momento que ya tengamos avanzada esa actualización de estudios y diseños,  contemos con  el resultado de la Financiera de Desarrollo Nacional de como es el esquema transaccional que permita definir la contratación e iniciar la construcción”, dijo.

La actualización

La Presidenta de la Agencia de Desarrollo Rural, Ana Cristina Moreno, puntualizó que en un plazo  de aproximadamente un año, se estaría entregando la actualización y diseños del Distrito  del Ranchería,  inclusive finalizando con todos los informes de interventoría.

Agregó, se tiene previsto las entregas en la medida que se van obteniendo los avances, lo que  permitirá este año poder dimensionar las necesidades presupuestales para  ir armando la estructuración contractual que permita el próximo año poder firmar la contratación y dar inicio a la construcción.

El contrato se adjudicó a través de Findeter, al Consorcio Diseños Findeter Ranchería 2020;  y el consorcio Interventoría Ranchería 2021.

La obra beneficia a 1.029 familias de la región, en una extensión de 18.536 hectáreas con riego.

El embalse tiene un volumen de 198 millones de m3, y otro de sus propósitos  es suministrar agua para nueve municipios como: Albania, Barrancas. Distracción, Fonseca, San Juan del Cesar, Hatonuevo, Maicao, Manaure y Uribia.

El gobernador de La Guajira, Nemesio Roys Garzón, dijo que con la firma del acta de inicio de la actualización y diseños del Distrito del Ranchería, se reactiva el proyecto multipropósito que permitirá a los guajiros contar con una obra importante para el beneficio de todos.

Expresó que el proyecto de la represa del Ranchería, es un sueño aplazado y que hacerlo realidad significa desarrollo social y económico y también calidad de vida para la comunidad.

Represa Ranchería – Foto: Betty Martínez Fajardo.

El proyecto

Actualmente del proyecto solo funciona la primera fase, en donde se invirtieron $ 650.209.5 millones, quedando pendiente la segunda fase que tiene que ver con la construcción de los distritos y una pequeña central hidroeléctrica.

La no ejecución de la segunda fase, no ha permitido que se avance en la construcción del acueducto regional, que pretende llevar agua a nueve municipios, como tampoco la generación de energía, ni la irrigación de 18 mil hectáreas de tierras a través de los distritos de riego de Ranchería y San Juan.

Un informe de la Contraloría General de la Nación del año 2017, que no ha cambiado cuatro años después, alertó que el proyecto multipropósito de Ranchería, no solo quedó a medias, porque no se ha podido completar su segunda fase, sino que por ese mismo motivo está demandando inversiones cuantiosas para su sostenimiento.

La Actuación Especial de Fiscalización de la CGR se ocupó especialmente del proyecto multipropósito de Ranchería, sobre el cual se celebraron contratos desde el año 2001 y cuyas obras de construcción iniciaron en el año 2005.

Lo entregado al 2016 corresponde a la Fase I del Proyecto, que consta de la presa El Cercado y las líneas de conducción principal de los distritos de riego Ranchería y San Juan, obras que tuvieron un costo final de $650.209.5 millones, quedando pendiente para una segunda Fase la construcción de los distritos y la Pequeña Central Hidroeléctrica (PCH).

Según la Contraloría, actualmente el proyecto se encuentra en una Fase de transición, en la que su única función es regular el caudal del Río Ranchería, el cual es utilizado para las siembras de arroz en las zonas aledañas a su cauce, toda vez, que la represa no surte de agua a los acueductos y no se han construido los distritos de riego ni la Central Hidroeléctrica.

“Si bien se puede aceptar que el embalse por lo menos cumple la función de control de inundaciones, no puede predicarse lo mismo de las líneas de conducción principal de los dos distritos “San Juan y Ranchería”, que igualmente llevan más de 5 años de construidas, sin que hayan sido sometidas a revisión o mantenimiento, para lo cual el Estado se podría ver abocado a invertir cuantiosos recursos, sin que esta infraestructura cumpla con el objetivo de beneficiar las 18.536 hectáreas proyectadas y transformar la economía de la región”.

El proyecto Multipropósito Ranchería se construyó con el objeto de suministrar agua para consumo humano a 9 municipios del departamento de La Guajira, proveer riego para usos agropecuarios a los distritos de Ranchería y San Juan, y producir energía.

A pesar de haber previsto dos fases en la ejecución del contrato, la Fase II no se construyó, lo cual ha impactado en la falta de cumplimiento del propósito para el que fue construida la infraestructura, el constante deterioro y mala utilización de la infraestructura y la maquinaria de la Fase I.

“La construcción de la Fase II permitiría democratizar el uso del agua en la medida en que actualmente solo puede ser aprovechada por los predios colindantes al río. Esto impulsaría la producción agropecuaria que no se aprovecha en su pleno potencial por la inexistencia de los distritos”, resaltó la Contraloría.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.