Leer y escribir: un sueño hecho realidad para una mujer excombatiente en La Guajira


El Gobierno nacional promueve el acceso y permanencia de las mujeres excombatientes en el sistema educativo colombiano. Foto: Comunicaciones ARN.

Nueva vida, nuevas ilusiones, nuevas iniciativas, pero sobre todo nuevos aprendizajes, son las emociones que ha experimentado una mujer excombatiente que adelanta su proceso de reincorporación en el antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) Pondores, en el departamento de La Guajira.

Con el proceso de reincorporación hizo realidad un sueño que le ha permitido superarse y salir adelante como mujer: aprender a leer y escribir. “Me siento orgullosa de estar en este proceso, he tenido muchas oportunidades como la de aprender a leer y escribir, cosa que nunca había tenido por eso le doy las gracias a todos los que nos han apoyado”, expresa emocionada esta madre que aspira a seguir capacitándose y ser un referente de progreso para sus tres hijos. Estos aprendizajes fueron posibles gracias a su participación en la estrategia ‘Maestro itinerante’, implementada por la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD) y la ARN, la cual permite que la escuela sea quien visite al estudiante y es

una oportunidad para el acceso a la educación para aquellas personas que se encuentran en zonas rurales dispersas, donde la oferta pública es limitada y no se cuenta con facilidad para la conectividad.

Estos nuevos conocimientos, sumados a su tenacidad y empuje, le han permitido avanzar con determinación en su proyecto de vida en la legalidad. Ella y su esposo, quien también es excombatiente, lideran un emprendimiento autogestionado que han fortalecido con los recursos que reciben mensualmente como beneficio económico del proceso de reincorporación.

Se trata de una tienda, que lleva el mismo nombre de su hija menor y ofrece una diversidad de productos para los habitantes que se encuentran en inmediaciones del antiguo ETCR Pondores. Todos los días, con alegría, atiende su negocio, y espera seguir estudiando para prestar un mejor servicio.

“Cuando termine los ciclos básicos de aprendizaje, me gustaría ingresar a la universidad y estudiar algo que tenga que ver con atención al cliente porque me gusta atender a las personas que llegan al negocio, a mis vecinos, conversar con ellos y que se sientan muy bien”, dice.

Ahora se encuentra enfocada en sacar adelante otro importante proyecto en su vida y es recibir el capital semilla del proyecto productivo para acceso a vivienda. “Nosotros ya tenemos el lote, apenas la ARN nos entregue el aporte, con mi esposo lo destinaremos para hacer nuestra casita. Con los ingresos que genero en la tienda y con lo que mi esposo gana trabajando en el campo con sus siembras de maíz y ahuyama, podremos finalmente cumplir unas metas que no imaginamos jamás”, afirma con entusiasmo.

De acuerdo con el director general de la ARN, Andrés Stapper Segrera, la entidad adelanta “acciones encaminadas a eliminar la estigmatización de las mujeres, disminuir barreras, contribuir a su autonomía, impulsar su participación activa e identificar necesidades específicas para contribuir a mejorar la calidad de vida de ellas y sus familias”.

 Datos de interés

  • 3.272 mujeres adelantan el proceso de reincorporación en todo el país, consolidando sus proyectos de vida en la legalidad. De estas, 323 están ubicadas en la Costa Caribe colombiana, siendo La Guajira (con 116), el de mayor participación femenina. Le siguen: Cesar (64), Bolívar (62), Sucre (38), Atlántico (21), Córdoba (12) y Magdalena (10), lo equivalente al 9% de la población excombatiente femenina de todo el país.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.