Fonseca sin alcalde por fallo del Tribunal Superior de La Guajira.

Fredys Elías Peralta Daza, murió sin conocer el fallo de su demanda contra el alcalde del municipio de Fonseca, Hamilton García Peñaranda, a quien acusó de estar inhabilitado para ejercer el cargo por ser hermano de Flor García Peñaranda, gerente para la epoca del hospital Nuestra Señora de los Remedios, y quien ejerció autoridad civil y administrativa en el citado municipio lo que finalmente propició su salida del cargo al declarar el Tribunal Contencioso Administrativo la nulidad del acto de elección.

En el extenso documento se le cancela al mandatario, la credencial que le otorgó la Comisión Escrutadora municipal de Fonseca, firmado por la Magistrada ponente, María del Pilar Veloza, y de Carmen Cecilia Plata Jimenez y Hirina del Rosario Meza, quienes aprobaron con aclaración del voto.

Sobre el fallecimiento del demandante, el Tribunal advirtió que esa situación no lo releva para el análisis
y estudio sobre la legalidad del acto acusado, en consideración a que el medio de control de nulidad electoral es de naturaleza pública y que su propósito es obtener el restablecimiento de la legalidad y del orden jurídico. Además, se debe tener en cuenta que el artículo 280 prohíbe el desistimiento de la demanda o la terminación anticipada del proceso, como lo ha sostenido el Honorable Consejo de Estado.

En el documento, se referencia claramente que está plenamente acreditado el vínculo por parentesco en
segundo grado de consanguinidad entre Hamilton Raúl García Peñaranda y las señoras Flor Elvira y Liria Rocío García Peñaranda, satisfaciéndose así el primer requisito que impone la norma para la configuración de la inhabilidad.

Además expresan que la naturaleza jurídica de la ESE Hospital Nuestra Señorade los Remedios es la de una empresa social del Estado de orden departamental, lo que significa que la Gerente detentó mientras se desempeñó como tal, la condición de funcionaria del orden departamental, esto es, tenía atribuidas funciones como autoridad administrativa en todo el departamento de La Guajira, siendo Fonseca uno de los municipios que integran al mismo.

Precisaron que en ese orden de ideas, es evidente que la señora Flor García Peñaranda cuando ostentó el cargo de gerente de la ESE Hospital Nuestra Señora de los Remedios ejerció como autoridad administrativa bajo el criterio funcional, pues la Sección Quinta -en sentencias de 7 de febrero y de 30 mayo de 2019- reiteró lo señalado por la Sala Plena en sentencia de 9 de junio de 1998 para indicar que la autoridad administrativa se refiere a los poderes decisorios de mando o imposición de sanciones que ostentan quienes se encuentran en cargos de administración nacional, departamental, municipal o de los órganos electorales y de control con
capacidad para “hacer que la administración funcione, también ejerciendo mando y dirección sobre los órganos del aparato administrativo, nombrando y removiendo sus agentes, celebrando contratos, supervigilando la prestación de servicios, castigando infracciones al reglamento, etc.”41

«De manera que, la causal de inhabilidad se encuentra estructurada en este caso, pues basta el ejercicio de autoridad civil, o administrativa en el respectivo departamento, la cual se desprende con la mera titularidad de las funciones inherentes al cargo respectivo, pues, como de antaño lo ha sostenido la jurisprudencia de la sección quinta del Consejo de Estado, no es menester demostrar el ejercicio de tales competencias, sino que la persona las ostento», se extracta del documento.
.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.