Alcaldia de Uribia exige disculpas públicas a la modelo Elizabeth Loaiza.

La modelo desinformó sobre un altercado cuando no atendieron el llamado de atención de los jovenes encargados de cuidar el sitio. Se reparó una falta cometida a un sitio ancestral de acuerdo a usos y costumbres del pueblo wayuu.

La modelo Elizabeth Loaiza, en su reciente visita al Cabo de la Vela, quien a través de sus redes sociales desinformó sobre la reparación de una falta al violar un sitio ancestral en el resguardo indígena de la Alta Guajira. Foto, cortesia redes sociales de la modelo.

La alcaldía del municipio de Uribia, en un comunicado a la opinión pública, le exigió a la modelo Elizabeth Loaiza, se disculpe públicamente por la falta de respeto causada al pueblo wayuu, por sus declaraciones en sus redes sociales, donde aseguró que fue extorsionada y secuestrada en el corregimiento del Cabo de la Vela, sitio al que llegó en una excursión a conocer a la Alta Guajira, organizada por Colombia Offrood.

En el comunicado se indica, que desde la Secretaria de Turismo, Deporte y Cultura, se difiere de las declaraciones emitidas por la modelo, puesto que su versión no obedece a como ocurrieron los hechos, pero si proceden a un caos desinformativo que crea un imaginario errado del hombre y del pueblo wayuu, arremetiendo en su efecto contra todo un resguardo indígena y en consecuencia contra todo el municipio de Uribia como capital indígena de Colombia.

Además desde la Secretaria de Asuntos Indígenas, se rechaza todo acto de xenofobia, discriminación, amenaza y violencia en plena defensa de los derechos humanos de la población wayuu.

Y se repudia toda acción que atente en contra de la identidad, las tradiciones , los valores , la idiosincracia, los lugares ancestrales y los usos y costumbres.

En el comunicado se afirma, que los hechos dados a conocer por la modelo Elizabeth Loaiza Junca, ocurrieron en el resguardo del Cabo de la Vela (Ojo de Agua), donde se vulneraron los valores ancestrales de ese mágico sitio, y bajo el desconocimiento se le llamó extorsión a una de las leyes propias del pueblo wayuu tal como se señala en el sistema normativo wayuu aplicado por el Putchipu o palabrero, considerada como la persona encargada de mediar los conflictos y reconocido como Patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad ante la Unesco .

A su vez, el Comando de Policia de La Guajira, aseveró que los turistas que se desplazaban con más de 60 vehiculos 4×4 y un pequeño grupo en cuatrimotos, ingresaron a un sitio ancestral para las comunidades indígenas conocido como Ojo de Agua en el Cabo de la Vela, lo que generó malestar entre los indígenas, y quienes a su vez les informaron que no podían estar en ese lugar sin permiso de la autoridad indígena.

Esa situación generó un acto de intolerancia, que desencadenó en una riña que fue atendida por la corregidora indígena del Cabo de la Vela, y acompañada por agentes de la Policía Nacional, propuso que se dirimiera el conflicto de acuerdo a usos y costumbres del pueblo wayuu, para lograr que se reparara la ofensa de los turistas a los jovenes encargados de cuidar el sitio ancestral.

En el desarrollo del dialogo, las partes en conflicto llegan a un acuerdo y los turistas entregan seis millones de pesos para reparar la falta, y continúan con su excursión a la Alta Guajira acompañados de la Policia Nacional.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.