Alfredo y Nazly mueren en menos de 24 horas.

El destino le jugó una mala pasada a Alfredo Lubo Pérez y a su hija Nazly Lubo Bautista, murieron en menos de 24 horas afectados por el virus del Covid-19. Ella murió en Riohacha, y él en Barranquilla, miembros de una distinguida y querida familia de la capital de La Guajira.

A ambos los unia además del amor de padre e hija, el amor por la ciudad de Riohacha y por el partido conservador al cual representaron en diferentes posiciones.

Alfredo Lubo Pérez, fue diputado por La Guajira y concejal de Riohacha; Nazly fue alcaldesa del hoy Distrito de Riohacha en el año 1.985, además ocupó diferentes cargos como Delegada en la Registraduria, y Directora Seccional de la Fiscalia.

La abogada Nazly Lubo, laboraba desde hace varios años en la Defensoria del Pueblo regional Guajira, donde mostró toda su capacidad de servicio y responsabilidad en las funciones que ejerció.

En Nazly se reconoce también su gusto por el canto, en su época de estudiante participó en el concurso Cactus de Oro del colegio de la Divina Pastora. «Cantaba muy bien, nosotros eramos felices escuchándola», expresó en la puerta del cementerio, la escritora Vicenta Siosi Pino.

El Directorio Departamental del Partido Conservador, lamentó la muerte de ambos en quienes reconoció su calidez humana, permanente apoyo y sentido de pertenencia por la colectividad.

Familiares y amigos, también lamentaron el fallecimiento de estos dos miembros de una misma familia, especialmente por el arraigo que siempre mostraron por su tierra, su sencillez y la familiaridad que los caracterizó en las diferentes actividades en las que participaban.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.