Fuerza de Mujeres Wayuu entregó informe detallado sobre las afectaciones del conflicto armado en La Guajira.

Por: Betty Martínez Fajardo.

Mas tres años trabajó la organización Fuerza de Mujeres Wayuu, para construir el informe de las afectaciones sufridas por el pueblo wayuu en el marco del conflicto armado, que se derivan de las violaciones de derechos humanos por parte de los diferentes actores llámese paramilitares, guerrilla y actores legales.

Ese informe fue entregado en ceremonia especial, a la comisionada  para los pueblos indígenas en la Comisión de la Verdad, María Patricia Tobón Yagarí, en la comunidad indígena de Cucurumana, en donde  escuchó varios testimonios de un grupo de personas violentadas en el marco del conflicto, y quienes siguen exigiendo verdad, justicia y reparación.

El informe busca esclarecer los hechos violentos acontecidos en La Guajira, que tuvieron que ver con masacres, desplazamientos y confinamientos, además de otras situaciones  que causaron un daño enorme a la vida cotidiana de las familias wayuu.

De esas afectaciones, relataron con dolor la forma como los grupos ilegales profanaron sus sitios sagrados como los cementerios, la violencia que ejercieron contra los niños y  las mujeres, muchas de ellas violadas.

En el informe, la organización Fuerza de Mujeres Wayuu, llaman la atención sobre el grave incumplimiento del Estado Colombiano de brindar garantías de prevención y protección que terminó causando enormes impactos  en torno al goce de los derechos individuales y colectivos del pueblo wayuu.

La investigación se centró en los hechos ocurridos  entre el 2000 y el 2015, puesto que en ese lapso de tiempo los actores armados perpetraron vulneraciones sistemáticas en contra de los wayuu.

Los hechos relatados, tienen que ver las situaciones presentadas en los municipios  de Uribia en la Alta Guajira, Maicao y Albania, además de Hatonuevo, Barrancas y Fonseca.

La organización espera que el informe contribuya a que el Estado Colombiano conozca la existencia del conflicto armado en el departamento de La Guajira y los impactos sobre las comunidades Wayuu y sus miembros.

“Para que emprenda acciones  orientadas no solo al reconocimiento de las víctimas sino a la formulación de medidas que garanticen la no ocurrencia de esos hechos abordando las condiciones de discriminación histórica que han puesto a las comunidades indígenas de La Guajira en condición de especial vulnerabilidad”, se  indica en el informe.

El informe es el resultado de un trabajo de investigación  realizado por la organización Fuerza de Mujeres Wayuu, en el marco del proyecto para el empoderamiento de Mujeres y Jóvenes Indígenas para la reducción de desigualdades y la construcción de paz en convenio con Oxfam.

La Comisionada

La Comisionada, María Patricia Tobón Yagarí, expresó que el informe entregado es el reconocimiento de las realidades territoriales del conflicto del país entre ellos de la región Caribe y del pueblo Wayuu.

“Yo no solamente vine a escucharlos,  sino también a reconocer el trabajo que tiene la organización de la Fuerza de Mujeres Wayuu, son importantes para que cualquier sociedad pueda avanzar”, dijo.

Expresó que las mujeres educan a la sociedad, y que además que las mujeres indígenas avancen en sus derechos significa que el mundo indígena también debe hacerlo, por eso es muy importante no solo reconocer ese esfuerzo de la Fuerza de Mujeres wayuu sino también reconocer que en estos años han realizado un trabajo muy grande porque  se conozca las realidades de sus comunidades frente al conflicto armado del país.

Reiteró, que la Comisión está comprometida en poder esclarecer la verdad, conocer un país que no conoce, y que sean sus voces las que directamente le comuniquen al país.

Puntualizó, que las recomendaciones de la organización las considera   importantes, por lo tanto el reto es lograr que esa información que es tan jurídico se convierta en  un asunto que la sociedad entienda que es vital.

“Este informe es muy importante para iniciar una reflexión que muy seguramente no se agota con la comisión de la verdad, será parte de lo que mirara la jurisdicción especial para la paz, será parte de los debates de la construcción de paz y en buena hora llega este informe”, manifestó.

En tanto, Jackeline Romero Epieyu, en representación de la Fuerza de Mujeres Wayuu, expresó que la entrega del informe es un documento que se construyó de las experiencias y las vivencias de las víctimas durante mucho tiempo.

“El hecho de que hoy una de las comisionadas este en este territorio hace parte de ese ejercicio que no es lo mismo contarlo, hablarlo o escribirlo a Bogotá, es el ejercicio de venir y encontrarse con las víctimas, escucharlos y que de primera le cuenten lo que pasa en el territorio wayuu.

Alta Comisionada

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, Juliet de Rivero, expresó que era un honor atestiguar que la entrega del informe, es el resultado de un trabajo riguroso y reflexivo adelantado por la Fuerza de Mujeres Wayuú con asistencia técnica de la Oficina.

Además que el Informe refleja la labor incansable y valiente de defensa de los derechos del Pueblo Wayuú llevada a cabo por la organización desde 2006 y sus procesos colectivos de resiliencia y contribuciones a la paz.

“El informe presentado hoy por la Fuerza de Mujeres Wayuú constituye un esfuerzo invaluable por visibilizar las afectaciones ocasionadas al Pueblo Wayuú en el marco del conflicto armado interno, que incluyen graves violaciones de derechos humanos y un complejo entramado de impactos producidos por esta violencia, los cuales impactaron no sólo a quienes sufrieron directamente las agresiones, sino a sus familias y clanes, y al pueblo Wayuú en su conjunto”, dijo.

Precisó, que la entrega del documento a la Comisión para el Esclarecimiento de la verdad, constituye una valiosa contribución al esclarecimiento de la verdad, la dignificación de las víctimas Wayúu, así como un llamado al reconocimiento de los impactos sociales, económicos, ambientales, culturales y espirituales que han sufrido las comunidades y los territorios a causa del conflicto armado interno.  

Recomendaciones

En el documento la organización Fuerza de Mujeres Wayuu, entrega una serie de recomendaciones a la Comisión para el esclarecimiento de la verdad, para que las tengan en cuenta en el trabajo que realizan y pueda ser abordado como insumo para su informe final.

De esas recomendaciones se destaca el tema de la responsabilidad de terceros, en el sentido que se investigue y evidencie los daños culturales, espirituales y ambientales ocasionados por la adjudicación de concesiones, licencias y permisos de exploración y explotación  de recursos naturales del suelo, el sub suelo, aguas del departamento, y la presencia  de proyecto extractivos en la zona, lo que a su vez demanda la revisión de responsabilidades de terceros involucrados.

Además del fortalecimiento del consentimiento y derecho fundamental a la consulta previa, fortalecer la gobernanza ambiental y territorial apoyando la protección y salvaguarda de los territorios ancestrales wayuu, reconocimiento de los impactos del conflicto armado en el pueblo wayuu y el departamento y formulación de medidas de reparación integral.

Así como el   reconocimiento del impacto desproporcionado del conflicto armado sobre las mujeres del pueblo wayuu, sus luchas y resistencias y establecimientos  de protocolos para la atención y reparación  de acuerdo a su cosmogonía y necesidades diferenciadas.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.