Se necesitan 641 millones de dólares en 2021 para apoyar a los refugiados venezolanos en Colombia.

Paraguachon zona fronteriza entre Colombia y Venezuela por La Guajira. Foto: Betty Martínez Fajardo.

El Grupo Interagencial sobre Flujos Migratorios Mixtos (GIFMM) lanza el Capítulo Colombia del Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes (RMRP por sus siglas en inglés) para el año 2021, en el que se solicitan 641 millones de dólares para responder a las crecientes necesidades de la población refugiada y migrante venezolana, los colombianos retornados y las comunidades de acogida.

De acuerdo con datos de la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), a noviembre de 2020 había 4,6 millones de refugiados y migrantes venezolanos en la región y 1,7 millones de ellos se encontraban en Colombia.

Con la presión de la COVID-19, muchos refugiados y migrantes venezolanos, colombianos retornados y sus comunidades de acogida perdieron su sustento económico y, como consecuencia, ha disminuido su acceso a derechos y servicios básicos, como alimentos, agua, saneamiento y alojamiento.

Asimismo, han tenido que enfrentar desalojos, mientras que los alojamientos colectivos han llegado al límite de su capacidad. Adicionalmente, con el cierre temporal de la frontera se vio limitado al acceso al territorio. En este contexto, se ha presentado un aumento de las violencias basadas en género, los incidentes de xenofobia y los riesgos de estigmatización.

Por otra parte, en la más reciente radiografía de Migración Colombia, al 30 septiembre, se estima que más del 55 por ciento de las personas venezolanas que se encuentran en el país permanecen en situación irregular, lo cual impone barreras y limitaciones a sus derechos y al acceso a servicios, tales como salud, vivienda, educación o un empleo formal.

En este escenario surge el Capítulo Colombia del Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes, como resultado de un proceso de planeación estratégica que busca complementar y fortalecer los esfuerzos del Gobierno para proveer apoyo en salud, alojamiento, seguridad alimentaria, agua y saneamiento, protección, educación e integración.

El Plan no solo contempla la respuesta humanitaria de emergencia, sino facilitar la integración social, cultural y económica; promover la estadía regular de la población venezolana en Colombia; y ofrecer asistencia para las comunidades de acogida.

El RMRP 2021 busca atender 1,8 millones de personas; entre ellas, 942.000 venezolanos con vocación de permanencia, 173.000 colombianos y binacionales retornados, 102.000 personas en tránsito, 187.000 en movimientos pendulares (que se mueven habitualmente entre los dos países), así como 395.000 de las comunidades de acogida.

Frente al propósito de proveer una respuesta articulada y efectiva, el RMRP se convierte en una ruta de trabajo para las 63 organizaciones que reúne el Capítulo Colombia, entre las cuales se encuentran agencias de Naciones Unidas, ONGs nacionales e internacionales, y miembros del movimiento de la Cruz Roja, que trabajan de manera coordinada bajo el coliderazgo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

“El Plan de Respuesta requiere el continuo y creciente compromiso de la comunidad internacional y el sector privado para responder a esta crisis. Los refugiados y migrantes venezolanos requieren nuestro apoyo colectivo más que nunca, tanto en términos de asistencia humanitaria urgente como en el desarrollo de aproximaciones que apunten a soluciones sostenible en el largo plazo”, asegura Eduardo Stein, Representante Especial Conjunto del ACNUR y la OIM para los Refugiados y Migrantes Venezolanos.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.