Tribunal Contencioso Administrativo confirma elección del alcalde de Urumita Uriel Guerra.

El Tribunal Contencioso Administrativo de La Guajira, negó las pretensiones de control de nulidad electoral presentado por el señor Bladimir Benjumea Murgas, contra el acto de elección de Uriel Guerra Molina como Alcalde de Urumita.

De acuerdo a las magistradas, Carmen Cecilia Plata Jiménez, María del Pilar Veloza y Hirina del Rosario Meza, el acto demandado conserva su presunción de legalidad pues se reitera que a través del material probatorio allegado al expediente no se logró demostrar en grado de certeza, que el señor Uriel Guerra Molina, durante su candidatura a la alcaldía de Urumita, adelantó directa o indirectamente prácticas corruptas que afectaron la pureza y libertad del voto de los electores y por tanto, desconociera los postulados y principios democráticos que deben regir el Estado Social de Derecho conforme lo establecido en los artículos 40 numeral 1 y 258 de la Carta Política, motivo por el cual, la decisión del Tribunal no puede ser otra que la de negar las pretensiones de la demanda.

Indican además, que al finalizar la valoración de la prueba testimonial, se colige que el primer testigo fue de oídas, el segundo incurrió en contradicciones y el tercero fue inducido por el demandante, lo que le resta las connotaciones necesarias para otorgarle mérito probatorio, tal como lo afirma el Agente del Ministerio Público.

Explican, que al analizar las fotografías y video aportados con la demanda de manera integral con el material probatorio recaudado, se concluye que no se puede tener por acreditada la conducta de corrupción contra el electorado que el actor le endilga al señor Uriel Guerra Molina, como causal de nulidad electoral del
acto demandado, pues de dichos documentos no se desprende que el candidato haya ofrecido a las personas que se observan en las imágenes prebendas, regalos y beneficios para obligarlos a votar por su propuesta de campaña, de las cuales, además no se tiene certeza que hayan ejercicio su derecho al voto en dicho municipio, pues de ninguno de los que se encuentran en el registro fotográfico existe certeza que sufragaron y que ello fuera bajo constreñimiento directo o indirecto del candidato a la alcaldía por el movimiento Urumita Gana.

«Es decir, no se demostraron en grado de certeza las conductas delictivas en que presuntamente incurrió el candidato en mención y con ello atentara contra la libertad del elector y los derechos a elegir y ser elegido, así como al voto libre de coacción», indican.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.