La sentencia T-302 no se cumple en La Guajira.

Niños wayuu siguen desprotegidos

Por: Betty Martínez Fajardo

En La Guajira, la sentencia T302 de 2017, que declaró el estado de cosas inconstitucional y ordenó la protección a los niños wayuu, no se está cumpliendo.

Un informe de la Veeduria a la sentencia, dejó claro el poco trabajo realizado por las instituciones para dar cumplimiento a la decisión de la Corte Constitucional desde el gobierno nacional, pasando por el departamental y los entes territoriales de Riohacha, Maicao, Manaure y Uribia.

Para la veeduría es inaceptable que pasados 22 meses de procedimientos y constantes prórrogas solicitadas por el gobierno, y concedidas por el Tribunal de Riohacha aun las instituciones no presentan un plan de acción para cumplir con los objetivos de la sentencia.

«El no cumplimiento de las 10 sentencias previas y el incumplimiento de las medidas cautelares generadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH en el 2015, tienen un costo tangible que se mide en vidas perdidas de niños y niñas por causas de enfermedades asociadas a la desnutrición y que a la fecha ya suman un total de 63 niños muertos (ente 2017 y 2020) y cientos que esperan urgentemente mejores condiciones para su desarrollo adecuado», expresó la presidente de la Veeduría Ciudadana, Ruth Chaparro.

Agregó, que la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría General de la Nación han estado atentas al cumplimiento de la sentencia, han presentado informes y levantado alarmas que no son vinculantes, además que mientras el Tribunal de Riohacha continúe otorgando prorrogas no se les puede acusar de incumplimiento.

Además que el tribunal reconoce el bajo cumplimiento de la sentecia por parte de los responsables y aun así no ha declarado el desacatoque permita judicializar a los responsables del incumplimiento.

En el informé de la Veeduria, se advierte que la situación de derechos de los niños wayuu ha empeorado a causa de la pandemia del COVID-19, dado que a pesar de las alertas muchas comunidades no recibieron ayudas humanitarias, además existe inexactitud en los reportes de los casos de morbimortalidad de los menores wayuu.

Se conoció que hasta el día de hoy se han reportado 28 niños muertos, pero pueden ser muchos más por el subregistro y ausencia de acciones.

De acuerdo a cifras actualizadas por parte del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, se da cuenta de 784 niños que se encuentran en estado grave de desnutrición.

«Lo más grave, es que los mandatos de la Sentencia T-302 del 2017 no fueron incluidos de manera clara e integral en los planes de desarrollo territoriales, y sin planes, programas, proyectos y presupuestos es muy difícil superar el estado de cosas inconstitucionales. que era una oportunidad única para brindar protección a los menores wayuu», indicó la Presidenta de la Veeduría Ciudadana, Ruth Chaparro.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.