Riohacha una ciudad donde se sigue violando el control urbano y el espacio público.

Se evidencian construcciones que no cumplen con la norma.

Por: Betty Martínez Fajardo

En la ciudad de Riohacha, se hizo costumbre que se levanten construcciones sin los permisos que debe otorgar la Secretaria de Planeación Distrital violando el control urbano a lo que suma la invasión permanente del espacio público.

Los ejemplos abundan causando incomodidad en los ciudadanos, a quienes se les vulneran algunos derechos como el tránsito libre y seguro.

La situación empezó a generar algunas reacciones y desde la Sociedad Colombiana de Arquitectos Regional Guajira, llaman la atención de la Administración Distrital para que empiece a ejercer autoridad en busca de  lograr una ciudad armoniosa.

De las infracciones más comunes que se observan en la capital de La Guajira, tienen que ver con algunas construcciones que se levantan sin la debida licencia que debe otorgar la oficina de Planeación.

Además de nuevas construcciones, en donde no se dejan los retiros obligatorios ubicados en la parte frontal, en la posterior y en los laterales, o como lo determine la licencia urbanística.

 Otro agravante que se contempla, son las construcciones en las que no se dejan  zonas verdes, jardines ni antejardines, lo que contribuye a que la ciudad no cuente con sombra y verdor.

Tambien de otras  que no respetan el uso del suelo, es decir, donde el uso es residencial construyen para montar negocios de estancos o de talleres mecánicos o cualquier otro que genere ruido o contaminación rompiendo con la tranquilidad del vecindario.

Se evidencia también obras existentes ubicadas en las esquinas, donde  se levantan moles de concreto como bolardos de protección en el eje del andén peatonal obligando al transeúnte a que tenga que caminar por la vía con el riesgo de ser atropellado por un vehículo.

Además se da cuenta de algunas viviendas cuyos propietarios se apropian del retiro y a partir del andén construyen cerramientos a los cuales le colocan cubiertas o techos para utilizarlos como garajes o locales comerciales afeando el entorno y transfigurando el concepto arquitectónico de la misma.

Otros ejemplos tienen que ver con la invasión del espacio púbico, en sectores como la zona del antiguo mercado calle 12 a la 15 y carrera 5 a la octava, además de viviendas y locales que montan negocios sobre el andén.

El decreto ley 1504 de 1.998, en su artículo 1, indica que es deber del Estado velar por la protección e integridad del espacio púbico y por su destinación al uso común, el cual prevalece sobre el interés particular. En el cumplimiento de la función pública del urbanismo. Los municipios y Distritos deberán dar prelación a la planeación, construcción, mantenimiento y protección del espacio público sobre los demás usos del suelo.

Para la Sociedad Colombiana de Arquitectos Regional Guajira, es urgente que el Distrito realice a corto plazo acciones más eficientes en la vigilancia y control urbano de la ciudad,  debido a que en los últimos años no han sido precisas  las acciones urbanísticas por parte de la oficina de Planeación en la implementación del Plan de Ordenamiento Territorial de allí el caos que se vive en las diez comunas que integran el casco urbano.

Para lograr ese cometido, es necesario que la Secretaria de Planeación cuente con el suficiente personal idóneo, para ejercer ese tipo de controles y la respectiva revisión a las futuras licencias que se deben otorgar, además de herramientas tecnológicas que puedan facilitar el trabajo.

Planeación Distrital

Para el Secretario de Planeación, Fadner Fonseca, el tema además de delicado es bastante complejo, advierte que desde su despacho se vienen trabajando algunas estrategias para lograr que en la ciudad se respete el espacio público y quienes construyan cumplan con solicitar la respectiva licencia anexando todos los requisitos para evitar demoras.

Expresó, que se trabaja en la implementación de nuevas estrategias que van en dos vías desde el proceso de sensibilización para que los constructores tengan cultura en el cumplimiento de las normas urbanísticas.

“Vamos a reforzar los controles urbanos  que se vienen haciendo, ahora con el nuevo grupo de defensores del espacio público a través de un  programa que se está implementando en la alcaldía para hacer visitas y recorridos a  los constructores y pedirles que cumplan con las normas urbanísticas”, dijo.

Explicó que con la actualización del Plan de Ordenamiento Territorial,  se van a mejorar las normas urbanísticas en el Distrito para poder contar con las herramientas jurídicas que les permita mejorar el entorno en la ciudad.

Agregó, que en las visitas que se realizan a las obras se solicitan los documentos y sino los aportan se sella la construcción,  además que el proceso sancionatorio se lleva de manera jurídica junto a la inspección de Policía y Secretaría de gobierno.

“Es cierto que estamos visitando muchas construcciones, en la mayor parte los dueños de ella continúan con su labor haciendo caso omiso a la sensibilización por eso vamos con los procesos sancionatorios”, explicó.

Sobre el proceso de aprobación de las licencias, explicó que cuentan con un   máximo de 45 días para expedirla lo que depende de la complejidad del proyecto,  para que el equipo de ingenieros y arquitectos revisen detalladamente el cumplimiento de todos los requisitos.

Explicó, que por lo general si el proyecto no es tan complejo  aprobar una licencia puede demorar de 10 a 15 días.

Puntualizó, que es cierto de algunas solicitudes que llevan  más de tres meses algunos hasta seis meses, que no avanzan la gran mayoría de las veces porque los solicitantes no entregan toda la documentación o requisitos que se exigen para viabilizar los proyectos y poder otorgar la licencia.

“A veces las personas son inconscientes y pretenden que nosotros le demos agilidad a sus procesos violando las normas urbanísticas, nosotros estamos para hacer cumplir las normas y tenemos que acogernos a la legislación que nos dice cuáles son los requisitos y como deben ir los documentos que se necesitan”, dijo.

En ese mismo sentido, el Secretario de Planeación, Fadner Fonseca, dijo que  es recurrente que las personas en la ciudad solicitan la licencia de construcción en el mismo momento en que inician con los trabajos.

“El deber ser es que primero se le emitan el permiso para que ellos puedan iniciar sus labores de construcción”, puntualizó

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.