Una huelga en medio de la pandemia.

Los trabajadores de Cerrejón, decidieron irse a la huelga al no llegar a un punto de acuerdo con la empresa para la firma de la nueva convención colectiva de trabajo.

Las etapas de la negociación se cumplieron en medio de un dialogo que no arrojo resultados positivos, a pesar de los esfuerzos del Ministerio de Trabajo por evitar lo que ya se veia venir.

En ese sentido, la empresa Cerrejón indicó que la decisión del sindicato coincide con uno de los momentos más retadores vividos por la Compañía, que en los últimos años ha visto caer la demanda y precio del carbón. Así mismo, se ha enfrentado a fallos judiciales que no han permitido acceder a reservas de carbón más rentables y, en los últimos meses, ha registrado la cifra de exportaciones más baja en los últimos 18 años: 9.5 millones de toneladas. Todo esto ha originado que en el primer semestre de 2020 la empresa haya tenido una pérdida de más de 368.000 millones de pesos.

Indicaron que la situación se acentúa con el panorama económico en el país y en el mundo. Según el DANE, en julio de 2020 se perdieron más 1,9 millones de puestos de trabajo en Colombia, comparado con el mismo mes del año pasado. Por su parte, Naciones Unidas informó, a partir de un estudio de la OIT, que en el primer semestre de 2020 se han destruido 400 millones de puestos de trabajo en el mundo.

Precisaron que es importante resaltar que los beneficios que Cerrejón ofrece y mantiene en esta negociación, están entre los mejores ofrecidos en el país y en La Guajira. El sindicato ha rechazado una oferta que incluye, entre muchos otros beneficios, el subsidio convencional de un 75% del costo del plan de medicina prepagada (para un subsidio total del ~89% del costo del plan), con coberturas por encima del estándar del mercado; auxilios universitarios de hasta más de 11 millones de pesos por semestre, sin límite en el número de hijos; el acceso a un crédito de vivienda con tasas hasta un 60% inferiores a las del mercado, entre muchos otros. Solo por firmar la Convección Colectiva, Cerrejón hubiera dado a cada trabajador un bono de 5.5 millones de pesos.

En ese mismo sentido, la empresa informó que ante la huelga anunciada por el sindicato, han puesto en marcha el plan de contingencia, avalado por las autoridades correspondientes para proteger los activos mientras dure el cese de actividades.

Juan Carlos Consuegra – Vicepresidente de Cerrejón

«Entre lo que hemos decidido dejar activo, se encuentra el plan de medicina prepagada para garantizar a nuestros trabajadores y sus familias una atención oportuna durante la época de pandemia”, afirmó Juan Carlos Consuegra, Vicepresidente de Cerrejón y líder del equipo de contingencia de la administración de la Compañía.

Grandes Impactos para La Guajira


Cerrejón representa aproximadamente el 45% del PIB de La Guajira, por lo que esta huelga, tiene un impacto diario al departamento de cerca de 7.000 millones de pesos. Esto supone la reducción de la capacidad del departamento para el desarrollo de la región (inversiones sociales, inversiones en infraestructura, etc.). Así mismo, al suspenderse los contratos de cerca de 10.000 trabajadores, entre directos y contratistas, hay un impacto directo en el bienestar de las familias y las comunidades.

Además, la suspensión de las operaciones afectará la forma en la que hemos venido entregando la ayuda a las comunidades étnicas y a La Guajira durante la emergencia provocada por el COVID-19.

El Sindicato

Igor Díaz- Presidente Sintracarbón

El Presidente del Sindicato, Igor Díaz, aseguró que a pesar de la intermediación del Ministerio de Trabjo, no se logró un acuerdo con la empresa.

Son dos temas los que había que resolver: la negociación propiamente dicha y la imposición del turno de la muerte (7×3-7×4) que Cerrejón insertó de manera paralela al conflicto colectivo de trabajo, se indicó en un comunicado.

«Además, se demostró por parte nuestra, que lo que el patrono “ofrece” a la fecha, no es más que la actual CCT pero disminuida, reducida, menoscabada, que solo la suscribiría un sindicato derrotado que le toque aceptar para sus representados tres medidas de un perverso paquete: la
imposición de un turno de la muerte, la disminución de los puestos de trabajo y el quiebre de la CCT», se plantea en el escrito.

Argumentaron que en línea con eso, es claro que la única responsable de la huelga es la empresa y así debe responderle a la nación, a la región, a los trabajadores y a la comunidad.

Puntualizaron que la organización sindical solo está ejerciendo un derecho, en el marco de la constitución y la ley y en defensa de las condiciones laborales, sociales y familiares de nuestros representados.

Expresaron que la huelga es dolorosa en que todos pierden, pero es apenas un ligero sacrificio para salvaguardar la vida, la dignidad, la salud, el tejido social y familiar.

«No hacer la huelga, es entregarnos a la moderna esclavitud en que el patrón dispone y el obrero solo obedece, sin oponerse. Cerrejón se sigue equivocando, si cree que está por encima de la ley y de nuestros derechos», se indica en el comunicado.

Reaccciones

El ex presidente del Senado, Amilkar Acosta Medina, indicó que la huelga en el Cerrejón es una mala noticia para la región y el país.

«Lamentable que el conflicto laboral haya llegado a ese extremo y más en este momento con pandemía, con la economía frenada y con la cifra de desempleo en el 20.2% en el mes de julio, como lo reveló el Dane», dijo.

Acosta Medina, hizo un llamado a las partes para que se vuelvan a sentar a la mesa de diálogo y con la mediación del Ministerio del Trabajo se pueda allanar el camino para un avenimiento entre ellas.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.