Los empresarios de La Guajira enfrentan los desafíos de la reactivación

Al considerar la urgente necesidad de reactivar las empresas para dinamizar la economía y proteger el empleo en el departamento, la Cámara de Comercio de La Guajira realizó una investigación sobre el acceso a las líneas de créditos dispuestas para brindar apoyo financiero a las Mipymes que atraviesan dificultades por motivo de la emergencia sanitaria.

En estos términos el Gobierno Nacional a través del Fondo Nacional de Garantías, ha creado un programa denominado “Unidos por Colombia” con la finalidad de dar apoyo financiero a las pequeñas y medianas empresas para que continúen como motor del desarrollo y crecimiento de la economía. A este programa han accedido empresarios de La Guajira como se refiere a continuación.

Según el informe sobre el sistema financiero emitido por la Superintendencia Financiera el 30 de julio de 2020, durante la cuarentena obligatoria, de un cupo total de $24.2 billones dispuesto por el Gobierno Nacional, se han desembolsado 5.6 billones representados en 170.181 créditos entre los 32 departamentos del país y se han reservado $2.1 billones, asociados a 45.889 créditos para ser desembolsados próximamente.

Como era de esperarse los empresarios de los diferentes sectores económicos de La Guajira han podido acceder y beneficiarse de las líneas de créditos definidas. Hasta la fecha se han realizado 1.658 operaciones crediticias por un monto cercano de $16.314 millones de pesos. Según los datos de la Superfinanciera, la mayoría de los créditos en la modalidad de “retanqueo” se han hecho bajo la cobertura de las líneas de garantías: microempresas informales al 60% y microempresas hasta el 70%. (Ver cuadro).

“Con el acceso a estos créditos los empresarios guajiros han mitigado                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             las afectaciones ocasionadas por la pandemia, logrando salvaguardar sus unidades de negocios, sosteniendo su cadena de producción, facilitando la compra de insumos y el cumpliendo con el pago de nóminas y acreencias. También es importante resaltar el valioso aporte que esto hace a la reactivación económica de las Mipymes, las cuales componen el 99,8% de nuestro tejido empresarial” indica el Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de La Guajira, Álvaro Romero Guerrero. 

Dinámica de reapertura de las empresas en Riohacha

La cámara de comercio ha desplegado múltiples iniciativas con el propósito de acompañar a los empresarios en la reactivación de sus negocios. Estas iniciativas hacen parte de un trabajo articulado con Confecámaras y en la cual participan las 57 cámaras de comercio del país, que en la coyuntura actual se han propuesto acompañar efectivamente a los empresarios en la reapertura de sus actividades productivas de acuerdo a los lineamientos del Gobierno Nacional.

De acuerdo a un balance realizado por Confecámaras se reportan 63.945 empresarios apoyados y/o asesorados sobre los protocolos de bioseguridad que deben seguir para la reapertura de sus negocios por parte de las cámaras de comercio del país en el marco de las estrategias de acompañamiento.

En este contexto, la cámara de comercio con el propósito de preparar a las empresas para una adecuada reapertura y atender los controles sanitarios y vigilancia por parte de las autoridades locales, ha desarrollado jornadas virtuales de socialización sobre los protocolos de bioseguridad beneficiando a 177 empresarios. Las acciones se han enfocado en la adopción de planes de manejo para los sectores de manufactura, servicios, restaurantes, domicilios, entre otros. Adicional a las capacitaciones virtuales, los empresarios pueden consultar guías y recomendaciones prácticas que deben tener en cuenta para la reapertura de sus negocios.

Como era su objetivo estas acciones han impactado efectivamente en la preparación de los empresarios de La Guajira para dar cumplimento a los  instrumentos normativos expedidos por el Gobierno Nacional y creara un clima propicio para que la reactivación de las empresas dinamizara la economía del departamento. 

Teniendo en cuenta que en Riohacha se concentra el 38% del total de la actividad productiva del departamento se realizó una consulta sobre la reapertura de los negocios en esta capital. Se conoció entonces que 637 empresas solicitaron a la alcaldía del Distrito la autorización para poner en marcha nuevamente sus operaciones, de acuerdo  a los lineamientos definidos por el Gobierno Nacional. De estas empresas 444 son de actividad de comercio, 187 de servicios y 6 de manufactura.

De las 637 empresas que solicitaron su reapertura, 523 recibieron su acreditación para retomar sus actividades luego de la verificación de cumplimiento de los requisitos. Las  104 empresas restantes están a la espera de respuesta por parte de la administración municipal.

“Estos datos sobre la dinámica de reapertura de las empresas, por ejemplo en Riohacha, nos permite conocer entre otros aspectos las dificultades que enfrentan los empresarios al momento de la adopción de los protocolos y su implementación, así como los tiempos de respuestas para su autorización. También es valiosa la información pues indica la capacidad  que tienen los empresarios para reactivar gradualmente sus negocios, así como la disposición de las autoridades locales para acompañar la reapertura de las actividades productivas” indica al respecto Álvaro Romero Guerrero, Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de La Guajira.

La reapertura de los sectores económicos ha impuesto múltiples retos, para afrontar los que corresponden a la cámara de comercio, se adelantan para esta nueva etapa de normalización nuevas intervenciones que acompañarán a los empresarios en una reactivación segura, que va desde la oferta de servicios de asesorías a la medida y seguimiento a los procesos de solicitud para la reactivación. Es claro que el tejido empresarial está deprimido y requiere de la articulación de esfuerzos para ofrecer una capacidad institucional que respalde la decisión de las empresas de sostener las necesarias fuentes de empleo en un territorio que muestra indicadores preocupantes en esta materia. 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.