Índice Departamental de Innovación 2019

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA MEJORAR  LA COMPETITIVIDAD DE LA GUAJIRA?

De acuerdo con los resultados del Índice Departamental de Innovación 2019 presentado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP), la capacidad de respuesta y las condiciones de La Guajira para enfrentar los desafíos de innovación se sitúa en un nivel  bajo.

Este estudio que mide comparativamente las capacidades y condiciones sistémicas para la innovación en los departamentos del país, evidencia el rezago del territorio en este importante componente de competitividad y señala una ruta a los distintos actores de los sistemas de innovación regionales, pues identifica también fortalezas y oportunidades de mejora.

EI IDIC analiza los principales avances y retos de los territorios en materia de Ciencia y Tecnología e Innovación teniendo en cuenta, como lo señala el DNP, siete pilares clasificados en los insumos que corresponden a las capacidades y las condiciones del entorno que propician la innovación  (instituciones, capital humano e investigación, infraestructura, sostificación de mercado y sostificación de negocios) y los resultados donde están los pilares que permiten revisar qué tanto los insumos de la innovación se materializan efectivamente en productos innovadores (producción de conocimiento y tecnología y producción creativa).

Esta medición se expresa en una escala de 0 a 100 que promedia los resultados alcanzados en los distintos componentes, la posición del 1 al 31 que corresponde al puesto alcanzado entre los departamentos y el desempeño de estos se clasifica en cinco niveles: alto, medio-alto, medio, medio-bajo y bajo.

Entre los principales resultados del IDIC 2019, Bogotá, Cundinamarca y Antioquia se ubican en el grupo de los departamentos con desempeño alto. Así mismo, varios departamentos subieron a un grupo de mayor desempeño: Quindío pasó del grupo medio al medio-alto, Tolima del grupo medio-bajo al medio, y Caquetá del grupo bajo al medio-bajo. El único departamento que descendió de grupo fue Bolívar, que pasó de medio-alto a medio. El puntaje promedio del índice nacional fue de 30,42.

Por su parte, La Guajira se ubicó en el puesto 28 entre 31 departamentos, alcanzando un puntaje promedio de 15,02 entre 100, estando 15,4 puntos por debajo del promedio nacional, ascendiendo un puesto en comparación con la medición correspondiente al 2018. Los resultados de manera desagregada muestran que dentro del subíndice de insumos en el cual se obtuvo un puntaje de 30,40 puntos, el pilar de instituciones se encuentra dentro del nivel medio con un puntaje de 60,46, siendo este el de mejor desempeño.

A estos resultados le sigue el pilar de infraestructura con un desempeño medio-bajo de 31,58 puntos, capital humano e investigación 22,34, sofisticación de mercado 12,38 y sofisticación de negocios 3,09 con desempeño bajo respectivamente. En cuento al subíndice de resultados, estos tampoco fueron los mejores, alcanzado un promedio de 4,08 puntos. Así mismo, se reportan con un desempeño bajo los pilares: Producción de conocimiento y tecnología (4,92 puntos) y producción creativa 3,23 puntos. A todas estas se suma un bajo desempeño en la razón de eficiencia con 0,12 puntos, ocupando la posición 29 entre 31.

Cabe destacar que entre los indicadores de mejor desempeño sobresalen los bajos números de violencia a la libertad de prensa (posición 10), la facilidad para el registro de propiedades (posición 11), el índice de generación y costo de la energía (posición 4) y el desempeño logístico (posición 14). Así mismo, se requiere disminuir las grandes brechas que existen en la cobertura en educación media y secundaria (posiciones 28 y 29), Inversión en I+D (posición 30), acceso a crédito (posición 31), capacidad de inversión (posición 29) y trabajadores de conocimiento y enlaces de innovación (posiciones 31 y 30, respectivamente).

En síntesis, el informe revela que La Guajira se encuentra en el puesto 28 entre 31 con uno de los menores puntajes (15,02) a la par de Chocó (15,02) y seguida de cerca por Vichada (11,66) y Guaviare (12,42), situándose en la posición de más bajo desempeño de la región caribe. Este rezago de acuerdo a la medición, se asocia principalmente a los bajos resultados en sofisticación de negocios, la producción de conocimiento y la tecnología y producción creativa.

Para la Cámara de Comercio de La Guajira estos instrumentos de medición cobran importancia, porque más allá del debate sobre la posición en el ranking, son herramientas de referencia para que se identifiquen e implementen acciones orientadas al cierre de brechas que les permitan a los gobernantes desarrollar agendas de trabajo basadas en evidencias que articulen al sector público, productivo y a la academia para mejorar la competitividad del territorio.

En esta línea de trabajo conjunta es urgente la revisión de estos resultados sumados a los que corresponden al Índice de Competitividad de Ciudades 2020 publicado recientemente, que permiten identificar claramente las intervenciones que requiere el territorio para mejorar en los escalafones que miden las capacidades y condiciones locales para enfrentar los desafíos en materia de competitividad e innovación. 

Álvaro Romero Guerrero, Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de La Guajira expresa que “Entendiendo entonces la relevancia de estos resultados y la necesidad urgente de afrontar los desafíos que imponen, incluso para  adaptarse a la nueva realidad, los compromisos que se  deben asumir, entre otros, por parte de los actores del ecosistema de innovación, es el reconocimiento y operatividad de la Comisión Regional de Competitividad e Innovación de La Guajira, como una instancia creada para articular los esfuerzos público-privados que ayuden a instalar las capacidades requeridas para avanzar en el cierre de brechas que dificultan el desarrollo del departamento”

Así mismo, la institucionalidad debe asumir el compromiso de promover diferentes escenarios que ayuden a la transformación de insumos en resultados de innovación y que impacten el desempeño de las variables asociadas a la misma.

En este sentido, la Cámara de Comercio de La Guajira ha desarrollado programas como  Alianza Caribe para la Innovación que incentiva la mentalidad innovadora al interior de las empresas a partir de proyectos formulados con el acompañamiento de gestores expertos en innovación y tecnología y la formación de directivos empresariales que integren dentro de la cultura empresarial la gestión de innovación.

¿Qué se puede hacer para mejorar? En adelante, el reto será entre otras acciones, articular las iniciativas desarrolladas por los sectores del ecosistema de innovación, instituciones públicas, sector privado y academia e identificar retos y áreas de oportunidad y definir políticas públicas en torno a la inversión en ciencia y tecnología que conduzcan a dar una mejor respuesta a los desafíos en materia de innovación.

“En el documento denominado La Guajira: Una mirada a la economía post Covid-19, entregado a la Asamblea Departamental, se referencian acciones puntuales para generar las condiciones que permitan mejorar en los indicadores consignados en estos instrumento que miden el desempeño del departamento y su ciudad capital. Estamos en la disposición de acompañar las mesas de trabajo que se conformen para la revisión de estos resultados” añade Romero Guerrero.  

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.