Municipio de Manaure sigue cobrando a grandes empresas el impuesto de Industria y Comercio.

Ecopetrol le adeuda cincuenta mil millones de pesos

Plataforma ChuChupa. Foto: cortesía Chevron

Por: Betty Martínez Fajardo.

La Administración municipal de Manaure, sigue en su lucha legal cobrando el impuesto de Industria y Comercio a grandes empresas como es el caso de Ecopetrol, quien adeuda más de cincuenta mil millones de pesos.

La cifra corresponde a los años 2015 al 2019, cuyo valor exacto es de $ 50.839.024.015.

Ecopetrol es la primera compañía de petróleo en Colombia y la cuarta empresa petrolera más grande de Latinoamérica.

La empresa extrajo de los pozos de Chuchupa y Ballenas jurisdicción del municipio de Manaure, durante los años 2015 al 2019 más de ciento setenta mil millones de pies cúbicos de gas.

Manuel Sierra Deluque

De acuerdo al análisis del economista Manuel Sierra Deluque, por la venta del gas de los dos campos, la empresa Ecopetrol recibió cuatro billones y medio de pesos, cifra nada despreciable que no les permita pagarle al municipio de Manaure el impuesto de Industria y Comercio por valor de $ 50.839.024.015.

Es importante recordar que el Consejo de Estado en el año 2004, presentó la fórmula para que la actividad industrial de explotación de gas pague el impuesto de Industria y Comercio.

El municipio

La Administración municipal de Manaure, a través de diferentes medios sigue solicitando a la empresa Ecopetrol el pago del impuesto de Industria y Comercio, recursos que son de libre inversión en su totalidad.

En ese sentido, la entidad territorial está solicitando al Presidente de la República, Iván Duque Márquez, ordene a la empresa citada que cumpla con la norma toda vez que Manaure le abrió sus puertas desde el 31 de mayo de 1,974 para que generara utilidades al explotar sus recursos naturales no renovables.

El alcalde Juan José Robles Julio, separado actualmente de manera provisional del cargo por un fallo judicial, informó que desde el momento que se posesionó empezó a trabajar el tema con el objetivo de lograr el giro de esos recursos adicionales que por ser de libre inversión se pueden canalizar para financiar proyectos y programas que favorezcan a los sectores vulnerables.

Juan José Robles Julio, alcalde de Manaure.

En su momento expresó que el municipio requiere de esos recursos para invertir en aquellos sectores sociales, donde se muestre una mayor población vulnerable debido a las pocas posibilidades de empleo y baja escolaridad.

Precisó, que seguirá en ese objetivo muy a pesar de la situación legal de su cargo debido a una demanda al acto de elección.

En tanto, líderes sociales del municipio de Manaure, respaldan la decisión del alcalde elegido popularmente de seguir en la lucha legal para recuperar los más de cincuenta mil millones de pesos que adeuda la empresa Ecopetrol.

En ese sentido, consideran clave la intervención de los Representantes a la Cámara, María Cristina Soto y Alfredo Deluque, para que desde el gobierno nacional gestionen para que la primera compañía de petróleo en Colombia reconozca la deuda y proceda a ponerse paz y salvo.

Es importante indicar que de acuerdo al Dane, el municipio de Manaure, cuenta con una población wayuu aproximada a los 124 mil habitantes, es decir el 90% de la población pertenece a esa comunidad.

Adicionalmente, es la entidad territorial que aportó el mayor número de niños y niñas wayuu muertos por desnutrición lo que aún no se supera.

Campos de Gas

Mario García González, Ricardo Mier Umaña y Luís E. Cruz Guevara, del grupo de Investigadores en Geología de Hidrocarburos y Carbones, escuela de geología, consideran que los campos de gas en la Subcuenca de la Baja Guajira han sido y continúan siendo la principal fuente de gas natural para Colombia. El Campo Chuchupa es el principal campo de gas en la subcuenca con reservas iniciales de gas que varían entre 5 y 5.6 TCF. (1 TCF = 1×1012 pies cúbicos de gas) (Rivera et al., 2009).

Precisan que el origen del gas en este y otros campos de gas en la Subcuenca de la Baja Guajira no es claro y es tema de discusión. Katz and Williams (2003) proponen un origen bacterial para los yacimientos de gas de la Cuenca de la Guajira, Rangel et al. (2003) proponen un origen bacterial para los campos de Ballena y Riohacha, y un origen mezclado (bacterial y térmico) para el Campo Chuchupa, igualmente Ramírez et al. (2003) plantean un origen termal y mezclado para los campos de gas antes mencionados.

Esta discusión tiene importantes implicaciones en la exploración de nuevos campos de gas en la Cuenca de la Guajira en Colombia, ya que los campos de gas biogénico están restringidos a acumulaciones relativamente someras y asociados a depocentros con sedimentos muy ricos en materia orgánica. De otra parte los campos de gas termogénico están asociados a cocinas de gas profundas a partir de las cuales el gas migra hacia trampas a diferentes profundidades, es decir que la prospectividad de la Cuenca de la Guajira varía sustancialmente según sea el origen de los gases.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.