Maestras artesanas que trascienden en el tiempo mostrando el valor cultural del tejido wayuu.

Iris Aguilar, maestra de maestras, toda su vida dedicada a plasmar en el tejido wayuu las vivencias de su territorio. Foto: Betty Martínez Fajardo.

Por: Betty Martínez Fajardo

Iris Josefina Aguilar Ipuana, es la maestra de maestras, representa con orgullo lo que ella es,  una auténtica wayuu que sigue tejiendo y enseñando para que en el tiempo se conserve la esencia del tejido que representa a un territorio habitado por comunidades indígenas que trascienden en el tiempo.

Fany Iguaran, Cecilia Acosta, Conchita Ospino, Iris Aguilar y Cenaida Pana, maestras artesanas Wayuu. Foto: Betty Martínez Fajardo.

Junto a Iris, otras maestras como  Aura Vidalina Robles Jusayu, Carmen Palmar Uriana, Cecilia Acosta Apshana, Cenaida Pana Epieyuu, Eudoxia González Uriana, Fanny Fidelia Iguaran Inciarte Epieyuu,  María Cristina Gómez Jusayuu  y María Teresa Fernández Ipuana, enseñan el arte del tejido.

En sus encuentros algunos casuales, el diálogo giraba alrededor del tejido y los colores, de la mochila y los chinchorros, cada una a su manera mostraba el goce por recordar la forma como aprendieron a tejer y como en sus talleres enseñaban a sus hijas y nietas a manejar el hilo para plasmar en colores la vida.

Esos encuentros cargados de sentimiento, de palabras sabias y de respeto les permitió asociarse y darle vida a lo que hoy conocemos como  La Federación Nacional  de Artesanos Wayuu -Fenarwayuu-, creada en el mes de febrero de 2016, como un  fruto de su  experiencia  e inquietud decididas a trabajar por el desarrollo y bienestar de la comunidad, con el apoyo de entidades públicas y privadas como la Asociación Ecopetrol-Chevon.

FenarWayúu es una federación sin ánimo de lucro que reúne diez (10) talleres de maestras artesanas y 1661 artesanos Wayúu, fortaleciendo el respeto, mercado justo y la comercialización de productos étnicos Wayúu; siguiendo la apropiación del sector artesanal a la luz de la normatividad nacional bajo la Denominación de Origen y el Certificado Hecho a Mano, así como retribución a las comunidades.

El objetivo de la Federación es fortalecer las agrupaciones de artesanos de La Guajira, para que como una gran nación wayuu se multipliquen los esfuerzos  en la transmisión y preservación del arte y la cultura, en el impulso, comercialización y difusión de la artesanía  a nivel local, nacional e internacional.

Ese entender de las maestras de compartir el conocimiento, les permitió desde la Federación entregar un primer fruto como es el libro Kanaso´u- Dibujos Ancestrales Wayuu, allí plasmaron los saberes ancestrales como un legado de los antepasados al pueblo wayuu.

En el libro se muestran los diseños que la comunidad wayuu ha guardado  en la memoria por generaciones, presentado como un documento histórico trascendental  tanto para la cultura wayuu como para el arte universal.

Es también la invitación  para que los seguidores  del arte, divulguen el valor artístico único  que como patrimonio incuestionable  de la cultura wayuu y con el registro de derechos de autor no deben ser utilizados bajo ninguna circunstancia, pretexto o intervención.

Para recordar que la investigación, estuvo a cargo de Marta Ramírez Zapata, Reinaldo Melo Guerrero fue el coordinador general, la corrección de escritura en wayuunaiki la realizó el docente investigador Justo Pérez Van-Leeden, (QEP),  diseño gráfico a cargo de Melisa Sánchez Gómez y la corrección de texto a cargo de Víctor Bravo Mendoza.

Reinaldo Melo Guerrero, coordinador de la iniciativa, contó que el documento de consulta nació de una primera revista que se trabajó en el año 2013, luego en el 2015 se empieza a conformar la Federación de Artesanas cuyas maestras hacen una primera solicitud a la Asociación Ecopetrol Chevron para editar un libro con todas sus características.

 En ese proceso el Servicio Nacional de Aprendizaje Sena Regional Guajira se interesa en participar del proyecto, además de la gobernación de La Guajira, la fundación Ecosfera, Colibries y la empresa Totto, para el primer libro que llamaron técnico que se presentó en Riohacha en el mes de enero de 2019.

Se logró una edición de lujo, con carácter comercial donde se muestra ese legado ancestral de las tejedoras wayuu, y los dibujos se presentaron de manera cuadriculada.

 Marta Ramírez Zapata, fue la encargada de la investigación es diseñadora textil, dedicada a la documentación e ilustración de las técnicas, los tejidos, los objetos, la simbología del arte y su papel socio-antropológico en las culturas indígenas, principalmente de la etnia wayuu.

Asesora en diseño textil para la comunidad wayuu, de forma personal y a través de organizaciones indígenas wayuu y entidades gubernamentales y privadas desde 1987.

En su taller la maestra Cenaida Pana, disfruta plenamente el arte de enseñar. Foto: Ana Sofía Gómez.

Otros logros

“Tejiendo Juntos un Sueño”, es uno de esas iniciativas ambiciosas que la Federación Nacional  de Artesanos Wayuu -Fenarwayuu-, logró concretar el año pasado, se califica como un proyecto de innovación y co-creación desarrollado con la marca Totto y la Fundación Colibríes desde el cual se generaron 4000 piezas únicas y exclusivas comercializados por la marca en la que participaron 990 tejedoras pertenecientes a 102 comunidades, beneficiando a 743 familias y fortaleciendo la Federación de manera considerable.

Luego de un proceso de dos años de intercambio entre dos culturas se dio la posibilidad de trabajar en conjunto para dar como resultado este proyecto en el que la comunidad artesana aporta su sabiduría ancestral, la simbología y estética cultural y Totto aporta la innovación de acuerdo a estudios de mercado previos y la estratégia de mercadeo, mientras que la Fundación Colibríes, funciona como puente, facilitador y la investigación requerida para el proceso.

En este encuentro se destaca el respeto a la diversidad, la equidad entre el conocimiento  tradicional y la industria de productos similares, así como  la innovación social, que tiene como propósito que las comunidades sean las mismas protagonistas y beneficiarias de generar valor económico y sostenible en la producción artesanal.

Los productos originales de esta colección fueron comercializados en diferentes puntos de venta de ciudades como Bogotá, Cartagena, Medellín, Cali y Riohacha, en centros comerciales, aeropuertos y almacenes de gran concurrencia turística.

La Presidenta de la Federación, María Cristina González, artesana del municipio de Manaure, dice que quieren transmitir a sus hijas los saberes ancestrales del tejido y el kanaas wayuu, lo cual es una forma de preservar la cultura y la tradición artesanal que es junto con la lengua uno de los rasgos más auténticos de los Wayuu, buscando a su vez que los productos se comercialicen al precio justo de su valor de autenticidad.

Como gremio siguen  participando en ferias artesanales de gran trayectoria y reconocimiento nacional como en Expoartesanos de Medellín, Expoartesanías en Corferias en Bogotá, en donde las artesanías wayuu son muy asediadas por sus colores, su calidad y por la gran carga de símbolos culturales que las caracteriza.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.