En Riohacha murió Ena Correa Henríquez.

Ena Correa Henríquez. Foto: cortesía.

Ena Correa Henríquez, hizo parte de una las tradicionales familias de la ciudad de Riohacha, murió en la capital de La Guajira, luego de sufrir de un cáncer detectado de un momento a otro y que le fue tratado clinicamente.

Laboró por mucho tiempo en la gobernación de La Guajira, donde se destacó por su responsabilidad y su trato amable.

Fue una defensora de los pensionados y también de las familias que resultaron afectadas por la explosión del gasoducto Ballenas Barranquilla.

El Ex senador Amilkar Acosta Medina, lamentó la muerte de la señora Ena Correa y precisó que será recordada por su espíritud de servicio, su lealtad y compañerismo.

«La funcionaria de desempeño impecable que cumplía sus deberes laborales de manera eficiente e impersonal. La ciudadana capaz de comprender iniciativas pensando siempre en el interés común pero dotada, a la vez, de una visión critica basada en los derechos que se rebelaba fente a un estado injusto de la cosas en sociedad. La amiga afectuosa y firme con la que se comparte una trayectoria vital, las venturas y desventuras, y una valoración del mundo», expresó el ex gobernador de La Guajira Weildler Guerra Cúrvelo.

«Ha fallecido una gran matrona riohachera, amiga de todos los momentos. Solidaria en todas las ocasiones», manifestó el ex gobernador Jorge Ballesteros Bernier.

Su sepelio se realizó en medio de la intimidad de su familia. Le sobreviven sus hijas Pola Orlanda, Orlena Lulia, Orly y Orla María Vidal Correa, y sus nietas.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.