Inspector de la Casa de Justicia absuelve a abogado por no usar tapabocas al conducir su vehículo.

Abogado Hennys Márquez González.

El Inspector Central de Policía de la Casa de Justicia del Distrito de Riohacha, José Barragán Peralta, decidió no imponer medida correctiva al abogado Hennys Márquez González, a quien se le impuso un comparendo por no llevar puesto el tapabocas cuando conducía su vehículo particular después de dejar a su esposa en la sede del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

 Barragán Peralta, absolvió de todo cargo a Márquez González, puesto que pudo demostrar la conducta irregular de los dos agentes de Policía que le impusieron un comparendo sin haber infringido ninguna norma.

En su relato el abogado Hennys Márquez González, expresó que el pasado 8 de junio, aproximadamente a las nueve de la mañana y luego de dejar a su esposa en la sede de Bienestar Familiar, fue abordado por una patrulla motorizada integrada por dos agentes del Comando de Policía, quienes le solicitaron su documento de identidad mostrándolo de manera inmediata.

“La agente Melbis me requiere la entrega física y le manifesté que no podía entregárselo por cuanto ella no portaba los elementos de bioseguridad necesarios para salvaguardar mi salud y evitar el posible contagio con el virus Covid 19,  como lo era los guantes y el respectivo tapaboca, ya que esta situación constituía un alto riesgo de contagio”, dijo.

Agregó, que la agente solicitó a su compañero imponerle el parte, muy a pesar que le entregó el documento de identidad al constatar que llevaba los elementos de bioseguridad  como los guantes y el tapaboca.

En ese mismo sentido, el abogado Hennys Márquez González, precisó que le impusieron el comparendo  aduciendo que estaba violando el decreto 114 de 2020 artículo 8 por no llevar tapabocas puesto.

“Después de una breve discusión en la que yo pretendía hacerle comprender que no había incurrido en ninguna violación por cuanto estaba dentro de mi vehículo o conduciendo el vehículo, que iba completamente solo en el mismo y que el tapa boca como él lo podía observar se encontraba en la silla del copiloto, dispuesto para ser utilizado, si era necesario, cuando me bajara del vehículo si es que iba a ingresar en alguno de los sitios públicos o privados que exigía el uso del mismo”, explicó.

Además puntualizó que al  suscribir el comparendo, intentó  colocar la anotación, lo que no logró  puesto que de manera brutal y violenta le fue arrebatado el talonario, golpeándolo en el brazo izquierdo y torciéndole la mano derecha.

 “Se puede concluir sin lugar a equívocos la conducta irregular, arbitraria, desproporcionada, ilegal y el abuso de autoridad, amparado en el uniforme y las armas que en ese momento portaban los agentes de la policía nacional al momento de la elaboración del comparendo”, manifestó.

 Agregó que el  artículo 8 del decreto 114 de 2020,  es claro que en ningún momento se hace obligatorio el uso del tapa boca cuando una persona conduce un vehículo sin compañía.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.