Docentes de Uniguajira no regresan al aula de clases este segundo semestre del año.

Por: Betty Martínez Fajardo

Los docentes de la Universidad de La Guajira, advirtieron en un comunicado a la opinión pública, que no regresan este segundo semestre del año al aula de clases, en protesta por los nueve meses de salarios que se les adeuda.

La situación fue analizada en asamblea general del Sindicato de Profesores de la Educación Superior de La Guajira, quienes de manera unánime decidieron el cese de actividades en el segundo semestre lo que atrasaría las clases  a los estudiantes quienes se ven afectados por la situación.

El tema calificado de delicado, afecta directamente  a los docentes ocasionales, catedráticos, tutores, al igual que a los administrativos por OPS, funcionarios de servicios generales, vigilancia y conductores, a quienes además de los nueve meses de salarios atrasados se suma  también el no pago de prestaciones sociales y seguridad social es decir salud, pensión y riesgo laboral.

Los docentes quienes trabajan de manera virtual desde sus residencias, para garantizar la culminación de este primer  semestre de 2020, advierten de los riesgos que corren porque no cuentan con los recursos económicos para cubrir las necesidades del hogar como la alimentación, los servicios públicos y asistenciales para proteger a sus familias de la pandemia del Covid-19.

A lo anterior se le agrega las múltiples dificultades para continuar con las actividades académicas de manera virtual, por falta de dinero para cancelar los servicios de internet.

Solicitud

Los docentes, dijeron además que mediante oficios recordaron al gobernador de La Guajira, Nemesio Roys Garzón,  la obligación histórica que tiene el departamento con la Alma Mater.

En ese sentido, el mandatario, les informo que a corto plazo le era imposible transferir los aportes a las cuentas corrientes de la Universidad por concepto de pago a las acreencias, debido a que la prioridad es atender la pandemia del Covid 19.

De acuerdo a los docentes, el gobierno departamental está a la espera que le sea aprobado el proyecto por veinte mil millones de pesos por regalías que fue presentado al OCAD Departamental, para avanzar en las deudas que sostiene con la Universidad.

“Nuestra preocupación e incertidumbre, no solo es por la pandemia del Covid 19, sino también de la pandemia de hambre a las que nos tienen sometidos por el hecho de impartir conocimiento a más de 16 mil jóvenes guajiros quienes luchan por un futuro mejor para su familia y el Departamento”, expresaron.

Los docentes reafirmaron entonces la decisión de no iniciar clases para el primer semestre de este 2020, previsto para el mes de julio, por no contar con las garantías para el pago de los salarios atrasados, prestaciones y seguridad social.

“Somos, los únicos servidores públicos en todo el territorio nacional que no recibimos nuestros justos y legales salarios y demás emolumentos que hemos ganados con creces,  educando y ubicando en lugares de privilegio a la Universidad en el concierto nacional”, argumentaron.

La decisión fue informada a los miembros del Consejo Superior, que se realizó el 29 de mayo y en la que participó el gobernador de La Guajira, Nemesio Roys Garzón, como su presidente.

Decisiones.

Se conoció, que los miembros del Consejo Superior definieron  que los equipos financieros y jurídico de la Administración Departamental y la Universidad de La Guajira, trabajaran para explorar y concertar propuestas que permitan la transferencia de recursos económicos para el pago de la deuda a los docentes y personal administrativo del primer centro de educación superior de La Guajira.

Las alternativas, serán socializadas entre el  Gobernador, Nemesio Roys Garzón  y el Rector de la Universidad, Carlos Robles Julio, el día cuatro de junio, quienes lo informaran a los miembros del Consejo Superior, en reunión que se realizará el viernes cinco de junio.

Isidro Bruges Cotes, Presidente del Sindicato de Profesores de Educación Superior de La Guajira,  manifestó que la situación de los docentes y personal administrativo tocó fondo, puesto que son nueve meses de salarios que les adeudan que nos les permite cumplir con todas las obligaciones en sus hogares.

Agregó, que entienden la situación económica de la gobernación de La Guajira, pero que existe una obligación que deben cumplir porque se trata del trabajo que ellos cumplen a cabalidad.

Precisó, que reconocen la voluntad política y disposición del gobernador, Nemesio Roys Garzón, pero ya pasado cinco meses de su gobierno, es justo que se muestren resultados concretos al problema planteado.

“Esperamos recibir las mejores noticias, nuestro trabajo debe ser reconocido”, dijo.

En ese mismo sentido, Bruges Cotes,  aclaró que todo el profesorado está cumpliendo con las labores académicas como se ha establecido por parte del gobierno nacional de manera virtual, para evitar la propagación del Covid-19.

Expresó que a pesar de las dificultades, siguen laborando cumpliendo con los estudiantes y sus  jornadas académicas definidas al momento de la matrícula.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.