Organización Gonawindua Tayrona denuncia destrucción de sitios sagrados.

Tambien se conoce de la extracción ilegal de oro.

Indígenas asentados en la Sierra Nevada de Santa Marta, denuncian daños a sus sitios sagrados. Foto cortesia organización Gonawindua Tayrona.

Los indígenas asentados en la Sierra Nevada de Santa Marta, requieren de la intervención urgente de las autoridades, para evitar que personas ajenas a su territorio sigan causando daño a sus sitios sagrados.

En un comunicado a la opinión pública, a través de la organización Gonawindua Tayrona, solicitaron la implementación de medidas de protección por daños generados a varios espacios sagrados principales de la linea negra en el territorio ancestral de los cuatro pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Explican los indígenas, que han detectado intervenciones de gran escala en el territorio con maquinaria pesada en los manglares y áreas aledañas a la desembocadura del río Ancho jurisdicción del municipio de Dibulla en La Guajira, al parecer con el fin de construir obras para el turismo.

Maquinaria en sitios sagrado de las comunidades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta. Foto, cortesía Organización Gonawindua Tayrona.

En ese sentido, las autoridades de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, expresaron su consternación por la escala de las obras que se están trabajando toda vez que está afectando al medio ambiente, lo que lograron corroborar en una visita al sitio donde realizan trabajos tradicionales.

«Esos espacios sagrados en la desembocadura de Rio Ancho nunca habían sido intervenidos de esta manera, y no deben ser afectados. Dentro de nuestro conocimiento esta actividad es ilegal y no se ha expedido ningún tipo de permiso para realizar estas obras que por su carácter no son permitidas», precisaron.

Explicaron que los daños se evidenciaron en los espacios sagrados de la Linea Negra asociadas al espacio principal de la desembocadura: Jaba Alduweiuman – La Madre del conocimiento de la naturaleza y el Agua.

Río Ancho, afectado por la presencia de personas ajenas al territorio que intentan construir algunas infraestructuras turísticas. Foto, cortesía Organización Gonawindua Tayrona.

Precisaron, que ese espacio se encuentra amparado en el Decreto 1500 del 06 de Agosto del 2018. Como el “167. Jaba Alduweiuman: Desembocadura del Río Ancho, que se considera como el sitio donde se organizó espiritual y materialmente el espiritu y el alma del conocimiento. Está conectado con todas las lagunas de los picos, los nevados, ezwamas mayores y con todas las desembocaduras y cuencas de los ríos de la Sierra. Este espacio sagrado forma parte además de la Resolución 837 de 1995 como “el hito 16 en la desembocadura el Rio Ancho, identificado de manera incorrecta en la Resolución con el nombre de Jukulwa.

Los indígenas Kogui, han solicitado la intervención de todas las autoridades, en este caso el Gobernador de La Guajira, Nemesio Roys Garzón, el alcalde de Dibulla, Marlon Amaya, y el director de Corpoguajira, para que analicen la situación y tomen las medidas correctivas que el caso amerita.

A la denuncia de las comunidades indígenas de la Sierra Nevada, sobre el daño que se está causando a sus sitios sagrados por la construcción de algunas infraestructuras turística, se le suma la explotación de mineria ilegal como el oro en algunos sitios que corresponden a la jurisdicción de La Guajira a través de diversos métodos.

Se conoció, que las autoridades tienen pleno conocimiento de la extracción de oro de manera ilegal en jurisdicción del municipio de Dibulla, gracias a denuncia ciudadana, situación que se viene investigando desde hace más de dos años.

Un informe de la oficina de las Naciones Unidas contra las drogas y el delito (UNODC), la Embajada de los Estados Unidos y el Ministerio de Minas y Energía en Colombia, indica que la práctica ilícita de extracción de oro se incrementó en un 6,4 % pasando de 92.046 a 98.028 entre 2018 y 2019 respectivamente.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.