La Guajira en medio de la sequía y las partículas del polvo del Sahara.

Desierto de La Guajira. Foto: Betty Martínez Fajardo

Por: Betty Martínez Fajardo

Desde este fin de semana y hasta el jueves, la media y alta Guajira, se encuentra rodeada por una nube con partículas del polvo del Sahara proveniente del este del continente africano.

De acuerdo a José Radith Zúñiga, analista meteorólogo, una de las particularidades del polvo del Sahara, es que llega acompañado con aire seco que no deja que se presenten precipitaciones en el territorio de La Guajira.

Por esa razón, no se han presentado las lluvias de la primera temporada que siempre inicia en el mes de Mayo, ni en la zona media ni alta de la península de La Guajira.

El analista, explicó que el aire  seco y cálido fue el culpable de que este fin de semana se registrara una temperatura máxima en Riohacha de 39.1 grado y la sensación térmica alcanzó a los 44 grados.

En ese mismo sentido, José Radith Zuñiga, puntualizó que cíclicamente todos los años se presenta ese tipo de eventos,  donde por los vientos alisios que soplan del este son arrastradas las partículas del polvo del Sahara que llegan al territorio.

Para esta ocasión, advirtió se observa  que hay una mayor concentración de la partícula del polvo de Sahara, que se traduce en extensión en el número de días.

Manifestó, que  desde el día jueves se habla de la nube de polvo,  inclusive en los  momentos el modelo está mostrando que puede haber una ampliación en cuanto a su duración que podría ser hasta el jueves o viernes.

“El fenómeno particular es que no ha llovido en el territorio departamental, y una de las razones es que precisamente  este viento del este que arranca con la nube de polvo de Sahara con aire seco y cálido no va a dejar que las lluvias se hagan presente en el territorio”, explicó.

Agregó, que así como tienen unos aspectos negativos también muestra unos positivos como el que  se encarga también de transportar nutrientes que son beneficiosos.

Dificultades

El analista meteorólogo, José Radith Zúñiga, explicó que las partículas del polvo del Sahara proveniente del este del continente africano, también muestra sus aspectos negativos como el transporte de virus y esporas que puede afectar la vida humana.

Recordó, que las mayores dificultades son para las personas que normalmente de base tienen enfermedades respiratorias como rinitis, sinusitis, alergia, asma.

Precisó, que para esas personas no es muy recomendable que se expongan al aire libre durante este tiempo,  porque puede desmejorarse.

“El cuidado debe ser para todos, por lo menos el aire que esta alrededor de nosotros es seco y muy cálido”, dijo.

Recordó que el alcance de esa nube seca es sobre la zona media y norte de La Guajira, por lo que es una de las razones por la que no llovido en ese territorio

Recomendaciones

Para que la comunidad pueda soportar las implicaciones del polvillo del polvo del Sahara, como las altas temperaturas se les recomienda no estar a campo abierto pero si le toca hacerlo se debe proteger usando gafas de sol, bloqueador y el tapabocas por el tema del Covid-19.

También es necesario la hidratación especialmente para los niños y adulto mayores.

Tampoco se deben exponer al sol de manera directa entre las seis de la mañana y cuatro de la tarde

Otra de las recomendaciones es ubicarse en sitio aireado y abierto, y usar  ropa fresca y cómoda.

La sequia

Una de las preocupaciones de la comunidad, especialmente la indígena es la falta de lluvias, toda vez que los jagueyes y los reservorios que se han construido en algunos sitios seguirán secos.

Esa situación de sequía ha quedado nuevamente en evidencia por el Covid-19, cientos de familias siguen reclamando agua al gobierno departamental y los municipios de Maicao, Uribia, Manaure y Riohacha.

Es preciso destacar, que precisamente la falta de agua potable, es una de las mayores necesidades de los indígenas wayuu, y una de las causas para las enfermedades que agobia a su población infantil como lo es la desnutrición.

Es decir, fenómenos como las partículas del fenómeno del Sahara, pone en riesgo a las familias wayuu, quienes recibirán de forma directa sus efectos toda vez que viven en zonas dispersas y sus viviendas la mayoría de barro construidas en extensos territorios al aire libre.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.