Menos pesimismo y más trabajo estratégico para estimular el turismo en Riohacha

Por: Betty Martínez Fajardo

El aislamiento social obligatorio decretado por el gobierno del Presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, por el Covid-19 y que ha generado una emergencia económica, social y ecológica  puso en aprietos a uno de los sectores más vulnerables como es el turismo.

En el caso de La Guajira, sus repercusiones son enormes, pues es una actividad totalmente paralizada que ya empezó a generar consecuencias en el sector, como el cierre de algunos negocios dedicados al transporte de turistas.

A esa situación no es ajena el Distrito de Riohacha, cuyo sector ya está sintiendo las consecuencias del aislamiento y están entonces requiriendo el apoyo de la administración para poder seguir adelante entendiendo que es una actividad que genera empleo.

En ese sentido, la Alianza de Empresas Turísticas de La Guajira, abordó el tema inicialmente con el gobernador Nemesio Roys Garzón, y el Director Departamental de Turismo, José Emilio Sierra.

Para el caso del Distrito el tema se analizó, con la mesa directiva del Concejo de Riohacha, representados en su Presidente, Sandy Toro, además de Cristian Bermúdez y Cinthya Ardila, así como Andrés Felipe Moreno, director de Turismo de Riohacha, José Emilio Sierra, Director de Turismo Departamental, Enith Mejía Monroy, Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico.

El espacio fue moderado por Iván Alvear Velaidez, en representación de Sector Privado del Turismo – Alturc Guajira, con el objeto de entregar herramientas al Concejo Distrital para que el turismo sea parte integrante de la agenda presente y futura de esa entidad de cara a afrontar los retos impuestos por la emergencia por la pandemia Covid19.

También participaron Delfy Arroyo, de la oficina de Planeación del Sena Guajira, Néstor Gómez, empresario turístico, Henry Garay Sarasti,  Director Econat Colombia – Gestión Ambiental Estratégica, Mónica García Dávila en representación de la Universidad de La Guajira, y María Teresa Sierra, de la  Dirección PNN SSFF Rosados de Camarones.

Recomendaciones

De las recomendaciones dadas a conocer por la Alianza de Empresas Turísticas de La Guajira, en el  análisis que se generó con las instancias del Distrito se indica que:

1. Hay una realidad: habrá pérdida de empresas y empleo (los informales, los menos fuertes, los emprendimientos, etc.), pero no hay que dejar perder la competitividad soportada en el empresariado con experiencia y varios años de formalización y de aporte a la economía.

2. El peso del turismo en el Distrito es importante y qué va a pasar cuando se pierdan puestos de trabajo, en una ciudad como Riohacha donde hay una cadena de negocios asociada al turismo muy fuerte.

3. Hay que anticiparse a esa crisis social. Y es con focalización desde la planificación. Encomia naranja es u escenario de política pública nacional que favorece la línea de productos de creatividad y servicios, que cambia el foco y no es necesario grandes inversiones en infraestructura.

4. Se requiere una planificación en términos de cómo vamos a poder apertura el destino. Atendiendo las condiciones de los departamentos vecinos que tienen más personas contaminadas con el virus.

5. Alinear los planes locales a la apuesta nacional de desarrollo de las Zonas Especiales de Turismo – ZET, contenidas en el plan de Desarrollo Nacional.

6. Convergencia de políticas. El turismo es la concreción de la convergencia de muchos sectores. Un destino turístico es la sumatoria de múltiples actores y acciones encaminadas a tener unos productos soportando en servicios que satisfagan las necesidades del turista, pero esto tiene una implicación directa de las autoridades locales para su desarrollo, lograr su consolidación, sostenibilidad y luego la renovación para evitar su decaimiento y desaparición. Por lo tanto es posible acceder a recursos de cooperación internacional siempre que se estructuren propuestas y proyectos que se enfoquen en reales soluciones y garantías de mantener la calidad ambiental, la calidad de vida de las comunidades. Hay muchas entidades que pueden converger para apoyar y favorecer una estrategia de turismo sostenible. Hay convocatorias para acceso a financiación y hay diferentes variables y ventanas que tiene el turismo y las distintas ventanas que tiene la financiación con recursos de cooperación (educación entrenamiento, mejora de infraestructura, medio ambiente, salvaguarda de ambientes culturales).

7. Turismo sostenible: hacer un esfuerzo fiscal y orientarlo a objetivos claros y sostenibles. No hay abundancia de recursos, por ello es fundamental orientar el jalonamiento de recursos propios, de la empresa privada y de cooperación internacional. Hacia la visión clara que se tiene de Riohacha sobre el turismo en el corto (post- pandemia), mediano (temporada dic – enero) y largo plazo.

8. Implementar un programa de Cultura para la conservación y cultura ciudadana que conlleve a las poblaciones a sentir suyo los recursos naturales y culturales.

9. Voltear una mirada al santuario de flora y fauna de los Flamencos Rosados de Camarones y a las comunidades ahí contenidas que requieren más apoyo. Es necesaria una mirada responsable del Distrito para que el turismo pueda verse de forma integral. Las familias que viven aún del turismo son carentes de muchas herramientas para realmente elevar su nivel de vida.

10. Conservación del rio y la cuenca del rio camarones. Es fundamental para sostener ecosistemas que son parte de nosotros, de nuestra cultura y riqueza natural (conservar el agua es una condición de vida).

11. La importancia de los destinos para la economía: fortalecer turismo local, hay que garantizar que la población reconozca a las áreas protegidas como propias, como suyas.

12. Las empresas privadas del sector turístico también tendrán que jugar con estrategias de reducción de precios y ofertas especiales para impulsar el turismo interno.

13. Es importante aprovechar las crisis para mejorar. En la transición a la normalidad en los próximos meses, será necesario incluir nuevas medidas sanitarias y económicas para ofrecer al viajero tranquilidad y confianza. Miles de personas evitarán viajar y hacer gasto en actividades de ocio y consumo. Por otro lado, fruto del miedo al contagio, muchas personas dejarán de viajar. En este sentido, el sector turismo tendrá que trabajar de la mano con el sector sanitario para implementar medidas.

14. Otro aspecto a considerar es la manera de bajar costos fijos, por ejemplo integrando las energías renovables, considerando que el consumo de energía es alto y si bien la inversión en un sistema de ER, puede resultar alta, también es cierto que en el mediano plazo impacta positivamente los costos.

15.No hay que olvidar que existen también áreas protegidas a nivel regional en la zona de la cuenca alta del río Camarones-Tomarrazón y en la cuenca baja y del delta del río Ranchería que ofrece una hermosa diversidad cultural y escenarios que valen la pena visitar. En ese sentido se cuenta con información desde el Plan Integral de Cambio Climático desarrollado por Corpoguajira.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.