Cómo el emprendimiento se ha reinventado en tiempos del COVID-19?

Por: Ana Karina Lázaro Vega.

Sin duda alguna, nunca nos imaginamos vivir una pandemia.

El COVID-19 ha tocado nuestra resiliencia como seres humanos y ha puesto nuevos retos a emprendedores y empresas constituidas. Retos que evidentemente hacen que contemplemos nuevas herramientas para poder llevar los productos y servicios hacia nuestros consumidores.

A mitad del 2017 fui becada, para pertenecer a un campamento de verano dado en las instalaciones de Standford University, en California. Ahí no sólo aprendí a desarrollar las primeras fases de un negocio, sino también a crear servicios que generaran impacto positivo para el mundo.

Compartí 4 semanas con jóvenes de todo el mundo con deseos y aspiraciones iguales a las mías, y creamos juntos proyectos para alcanzar las metas que se nos trazaron en el campamento, las cuales sirvieron de trampolín para la creación de empresas reales que han sido incluso financiadas por grandes incubadoras internacionales.

Cuando leo las noticias acerca de emprendimientos y compañías que han tenido que reinventarse por la pandemia, no puedo dejar de pensar en las lecciones y las experiencias que adquirí en ese campamento. Se nos enseñaron los valores y habilidades, pero sobre todo las actitudes de un buen emprendedor: el tomar un problema y resolverlo. Así de simple.

Creo que el colombiano promedio lleva un emprendedor adentro. Comúnmente se nos reconoce por “verracos y echados para delante” y esas características  no están lejos de la esencia de un emprendedor.

No obstante, es triste saber que muchas empresas están liquidando a sus trabajadores y cerrando sus puertas al público porque no encuentran otras alternativas para seguir funcionando debido a la pandemia; sin embargo hay emprendimientos y empresas que han hecho frente a la crisis de formas distintas y aquí menciono algunas de ellas:

Los reinventados

Maaji, una marca antioqueña con 25 empleados, es un ejemplo de una empresa que se adaptó a las condiciones del mercado. Esta empresa pasó de fabricar vestidos de baño a ropa y tapabocas con todas las normas de bioseguridad y con diseños propios, los cuales una vez fueron las telas de su producto insignia.

Una situación muy similar vivió Maestrik, una plataforma de educación que ofrece refuerzos escolares y clases presenciales y virtuales en más de 300 temas y quienes antes de la pandemia el 70% de las clases se dictaban de manera presencial y sólo el 30% de manera virtual y que por supuesto, se vieron obligados a reformar la manera de ofrecer su servicio que ahora se brinda virtualmente en un 100%.

Los prevalecientes

EKIITAYA es un emprendimiento que a pesar que no se ha lanzado oficialmente aún, empleó a 20 familias indígenas de la Guajira, para la confección de mochilas que llevarán los diseños propios de la marca. Esta empresa tenía proyecciones de apertura a principios de marzo de este año, más sin embargo aplazó su lanzamiento y decidió reforzar otros aspectos de la compañía,  para próximamente abrir sus puertas a través del comercio electrónico a nivel global.

Kreativas, es otro emprendimiento Guajiro que con sus regalos personalizados afianza los lazos entre clientes. Flores con bombas, mensajes en postales, y muñecos de felpa, hacen parte de su gama de productos que les recuerdan a sus receptores que no están solos a pesar de la distancia.

Los victoriosos

Por supuesto, hay firmas que debido a la naturaleza de sus modelos de negocios han visto una repentina alza de sus ingresos y los pronósticos apuntan a que si los casos del brote siguen creciendo, estas compañías podrían mejorar aún más sus ventas y el valor de sus acciones en los mercados bursátiles.

Las farmacéuticas y empresas biotecnológicas son las grandes victoriosas en esta época de crisis dado que sus productos precisamente son vitales para sobrevivir y llevar nuestra vida habitual lo mejor posible.

Compañías como Zoom Video, han sido de mucha utilidad para mantener comunicación en las empresas y no perder el ritmo de las tareas diarias para alcanzar las metas.

Teladoc, una compañía cuyo servicio es conectar a pacientes y médicos online, vieron cómo sus acciones subieron casi 10% la semana pasada y 50% en lo que va del año.

Y por supuesto Netflix, que aunque la empresa afirma que las acciones se han subido ligeramente en los últimos días, en lo que va del año acumulan un alza cercana al 15%.

Como diría el popular refrán “No hay mal que por bien no venga”. Ese bien sin duda es la curva de aprendizaje para sortear dificultades, pero sobretodo para seguir a pesar de las adversidades. Para nadie es un secreto que aunque la pandemia representa un retroceso, no es el fin de las industrias, entonces está en nosotros crear estrategias para mitigar el impacto negativo, adoptar otras alternativas y seguir operando.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.