El Covid-19, riesgos y oportunidades para el sector agrícola y de alimentación

Por: Centro de Pensamiento Guajira 360°

El Covid-19 es una pandemia que ha excedido la afectación a la salud de la población mundial y ha impactado sectores estratégicos como la agricultura y alimentación. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), establece que millones de personas en todo el mundo dependen del comercio internacional para su seguridad alimentaria y sus medios de vida pero con las medidas restrictivas para detener la tasa de contagio del virus, el suministro de alimentos a la población se está afectando.


Los precios de los alimentos han descendido como consecuencia de la pandemia. El índice de precios de los alimentos de la FAO cayó un 4,3% en marzo. Los mayores descensos se produjeron en el azúcar y los aceites vegetales como consecuencia de la caída en los precios del petróleo. Cultivos como el azúcar, el maíz y los aceites vegetales, se transforman en biocombustibles y estos han seguido a la baja en el mercado petrolero. Se trata de la mayor reducción en este índice desde agosto de 2015.

El panorama en Colombia

En el caso de Colombia, el brote de la pandemia ha venido afectando progresivamente la demanda y la oferta de alimentos por la interrupción de las cadenas de suministro como  la reducción de la fuerza laboral y de insumos, los cierres de fronteras y las interrupciones de los mercados y el transporte.  

Las afectaciones hasta el momento han sido moderadas, no obstante, se empiezan a conocer casos de especulación de precios de alimentos, de dificultades en la movilidad y logística de transporte y de la  escasez de recolectores para la temporada de cosecha de café entre abril y junio de 2020 como consecuencia del aislamiento obligatorio.

El turismo y el sector de comercio de alimentos han sido de lo mas afectados por la crisis, esto ha generado un impacto en el sector agrícola y pesquero. El cierre de restaurantes y hoteles reducen la demanda de estos productos, lo que afecta a los campesinos, pescadores y proveedores. De igual forma, la suspensión de los servicios de alimentación escolar, comedores comunitarios y “corrientazos” inciden en la disminución de la demanda de productos alimentarios.

El impacto del Covid-19 en el sector agrícola de Colombia se puede evidenciar en el gremio avícola. Según reportes de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi), la cuarentena nacional ha reducido la demanda de pollo entre 35% y 50%. La sobreoferta de este producto se traduce en la caída de los precios.

Afectación a los campesinos y pescadores en La Guajira

De acuerdo a los datos del DANE, el sector de la agricultura, ganadería y pesca representan el 4% del PIB de La Guajira. A pesar de ser un sector poco competitivo para la economía del departamento, este ocupa laboralmente a un porcentaje alto de la población. Cabe mencionar que La Guajira es un departamento donde el 52,5% de su población habita en la zona rural.

Se destaca en el departamento la producción del banano de exportación, la yuca y el maíz. Estos resultados han venido evolucionando positivamente en los últimos años, no obstante, el aislamiento y la disminución de la demanda de estos productos afectará la producción y los ingresos monetarios de campesinos y trabajadores de los cultivos de banano de exportación en los municipios de Dibulla y Riohacha.

La pobreza del departamento de La Guajira se concentra en la zona rural dispersa, por lo tanto, esta población será las más afectada ante los efectos de la pandemia del Covid-19. No cuentan con acceso seguro a fuentes de agua para cumplir con los protocolos de autocuidado y la capacidad de atención en salud del departamento dificulta su atención en caso de contagiarse con el virus.

El panorama para los pequeños productores del campo y la pesca es critico. Estas personas tendrán dificultades para vender sus productos y comprar insumos esenciales para sus actividades. El aislamiento obligatorio reduciría el poder adquisitivo afectando negativamente su seguridad alimentaria.

Oportunidades para La Guajira en medio de la crisis

La crisis del Covid-19 es una oportunidad para fortalecer el sector agrícola y pesquero en la era de preparación para la post-minería en La Guajira.  Como medida de mitigación a la pandemia, el gobierno nacional deberá ampliar y garantizar el acceso de los campesinos y pescadores guajiros a los programas asistenciales y de subsidios ofertados.

A mediano y largo plazo, es imperante la puesta en marcha de programas que fortalezcan estos sectores por medio de la modernización y tecnificación de las actividades mediante asistencia técnica, acceso a tecnología y a recursos financieros por parte de los pequeños y medianos productores. De igual forma, es importante impulsar y fortalecer esquemas asociativos entre pequeños y medianos productores con el objetivo de facilitar la comercialización de sus productos.

El presente cuatrienio de gobierno, será decisivo definir la construcción de la planta de sacrificio animal en el municipio de Albania o Riohacha, para destinar los recursos para los Distritos de Riego del Ranchería y San Juan del Cesar y fortalecer la infraestructura y el modelo logístico para la exportación de productos del campo guajiro hacia las islas del caribe.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.