La informalidad laboral en los tiempos del Covid-19 en La Guajira

Por: Centro de Pensamiento Guajira 360°

En La Guajira, la preocupación está enfocada en las medidas de prevención, preparación y contención por parte del sistema de salud para afrontar el COVID-19, no obstante, esta pandemia no solo va a afectar la salud de los habitantes del departamento, es un fenómeno complejo que excederá la biología y transformará la dinámica social y económica de un territorio ya golpeado y débil históricamente.

Para departamentos como La Guajira la pandemia tendrá un impacto mayor  en la salud, dada su baja capacidad de respuesta. El departamento es un territorio altamente vulnerable por su perfil epidemiológico, su condición de frontera y de destino turístico, así mismo, es una región con una profunda crisis de pobreza como consecuencia de los bajos ingresos monetarios de su población y las carencias asociadas a la educación, salud, vivienda, acceso a servicios públicos y condiciones laborales.

Trabajo Informal en La Guajira

Gran parte de la población guajira, presenta altos índices de informalidad laboral, por lo tanto, no tendrán la capacidad de adquirir bienes y servicios para mantenerse en casa aislados.

De acuerdo con el Censo Nacional de Población y Vivienda (2018) el trabajo informal en los municipios de La Guajira es una de las problemáticas que impacta de manera considerable los índices de pobreza y desigualdad. Alarman los indicadores de trabajo informal de los municipios de Uribia, Manaure y Maicao, los cuales son de los pocos a nivel nacional, que superan el 90% de informalidad.

De igual forma, se puede evidenciar que los municipios de Albania, Hatonuevo,  Barrancas son los que presentan menor tasa de trabajo informal total, esto puede encontrar explicación en la presencia de empresas multinacionales como Cerrejón en esa subregión del departamento.  

Por otro lado, y tal como se evidencia en el mapa de los municipios guajiros, existe un brecha entre las zonas rurales y las cabeceras municipales, denotando asi, la poca competitividad y productividad de sectores economicos de la ruralidad como la agricultura, pesca y casa, que se caracterizan por el uso de tecnologías obsoletas y en trabajos que no exigen calificación, lo que incide en la baja remuneración.

Tal como se ha venido estableciendo desde Guajira 360º, al analizar el mercado laboral, la informalidad se origina cuando una sociedad, ciudad, región o nación no cuenta con los medios y recursos suficientes para que un sector de la población pueda acceder bajo contrato  a un nivel de ingreso justo, estable y con  la protección social suficiente (cobertura  en salud y pensión) que permitan  trabajar de manera segura y  atender  las necesidades básicas del hogar.

Impacto de la Covid-19 en los trabajadores informales

Ante la pandemia del COVID-19, habitantes que se dedican a actividades como el mototaxismo, peluquería, comercio informal, entre otros, que implican el contacto físico entre las personas, no tendrán ningún tipo de ingresos en el periodo de aislamiento preventivo obligatorio. Lo anterior ha producido en el departamento, un malestar generalizado que ha desencadenado en actos de saqueo y vandalismo. Por otro lado, se evidencia que en algunos municipios la población no ha acatado las medidas de aislamiento como consecuencia de la necesidad de generar ingresos para el sustento diario de su familia, aumentado así, el riesgo y la posibilidad de contagio.

De acuerdo al Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, los efectos de las medidas de aislamiento para la prevención del COVID-19, generan efectos en los trabajadores informales, que además de no acceder al teletrabajo, adolecen de mecanismos de aseguramiento en caso de incapacidad por contagio de la enfermedad y seguramente el cese de sus actividades, se verá reflejado en menores ingresos.

Recomendaciones

Ante ese panorama, se deben tomar medidas urgentes en el asunto: se recomienda que se gestione desde los gobiernos territoriales la ampliación de la cobertura de los programas sociales del Estado como Familias en Acción, Jóvenes en Acción y Colombia Mayor, de tal manera, que disminuya el porcentaje de población que salga a buscar ingresos diarios para subsistir.

De igual manera, buscar opciones de subsidio de arriendos y materializar la iniciativa de suspensión de pago de servicios de los estratos mas bajos, de tal forma, que puedan diferirlos en los recibos posteriores a la superación de la crisis.

En el mediano plazo, urge en el departamento, potencializar sectores de la economía como el turismo y la pesca y la agricultura para que estos generen empleos formales. En la misma línea, será de vital importancia la promoción del departamento como destino de inversión y de negocios, para ello, la creación de una entidad o el fortalecimiento de una existente que facilite la toma de decisión e instalación en el departamento de La Guajira de nuevas empresas que generen valor para el territorio. Muy cerca del departamento, se encuentra el caso exitoso de ProBarranquilla.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.