Murió el pintor y escultor Jaime Maya.

Momento en que el pintor y escultor Jaime Maya, recibió la máxima distinción del concejo de Riohacha «La Espada de Padilla», por sus 65 años de vida artística. Foto: Betty Martínez Fajardo.

A la edad de 89 años, falleció el pintor y escultor guajiro, Jaime Maya Palmezano, a quien cariñosamente llamaban “Cochise”.

En sus obras que empezó a trabajar desde muy joven, destacaba la cultura wayuu. En sus pinturas y esculturas, reconocía el valor del palabrero, de la mujer wayuu, de los oficios que realizaban, de las rancherías y hasta de los animales que encontraba al paso de su trabajo.

Fue un defensor del sector cultural, nunca dejó de exigir a los gobernadores y alcaldes el apoyo que se necesitaba para impulsar el trabajo de los artistas.

El maestro nació en Riohacha, el 31 de agosto de 1.939. Contrajo matrimonio con la señora Eva Gómez, de cuya unión nacieron  Clara Aurora, Luz Esther, Eva María, Yaneth y Jaime.

Su hijo, Jaime Maya Gómez,  relató en una publicación en el semanario Guajira Gráfica, que “Cochise”, desde la edad de 14 años, mostró sus habilidades para la pintura, plasmando en hojas de block rostros, paisajes, y las costumbres de la cultura Wayuu.

“La vida de un artista desde el punto de vista profesional es sin duda alguna una de las profesiones más difíciles, estar día a día tratando de conseguir quien le apruebe y apoye en unos de sus locos proyectos, (porque así son vistos por muchos), y la frustración de no poder materializarlos es el diario vivir; las luchas diarias, paseando los pasillos de los entes del estado buscando apoyo para poder subsistir, caminar día y noche con sus obras debajo del brazo rebuscando quien pudiera comprar su cuadros, y la tristeza de regresar con ellos nuevamente a casa, muchas veces tener que tomar decisiones como empeñarlos o mal venderlos para así llevar el diario de la comida y cumplir con sus obligaciones en su hogar”, relató en su escrito Jaime, su hijo.

Recordó, que en  cuadros de lienzos, oleo, tinta china y otras técnicas más quedó plasmado la cultura wayuu, que trabajó durante sus 65 años de vida artística, así como en los principales salones de la casa de gobierno, centro cultural y la biblioteca de la Universidad de La Guajira, reposan los retratos de personajes representativos del departamento.

“Vale la pena resaltar que el maestro Cochise fue uno de los pioneros en las artes plásticas de nuestro departamento y todo su potencial cultural ha sido de manera empírica”, dijo.

Las esculturas también fueron su gran fuerte, resaltando los bustos del maestro Papayi ubicado en Riohacha, Gliserio Pana (Fundador de Uribia), Padre Tarsicio Dimeo (capilla Coquivacoa), Leandro Díaz (compositor de Hatonuevo), Francisco El Hombre (Riohacha), Cuadro de la virgen de los remedios (Consejo de Riohacha) entre muchas obras más.

Escultura elaborada por el maestro Jaime Maya. Foto: Betty Martínez Fajardo.

De esas esculturas, se destacan las que elaboró en miniatura que se extendieron por todo el mundo, y que el maestro consideró como uno de sus más grandes proyectos.

Cabe recordar que el concejo de Riohacha, en diciembre de 2018, otorgó la máxima distinción “La Espada de Padilla”, al maestro por sus 65 años de vida artística. El Instituto Departamental de Cultura, también destacó el trabajo del maestro bajo la dirección en ese momento de Rubén Magdaniel Pabón.

Texto publicado en Diario del Norte.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.