Sigue la intervención del gobierno nacional al departamento de La Guajira.

El documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social –Conpes-  3984, confirmó lo que se veía venir, sigue la intervención del gobierno nacional a los sectores de salud, educación y agua potable de La Guajira. La decisión obedece a que después de tres años de intervención el gobierno departamental no cumplió con los compromisos definidos en el documento Conpes 3883 del 21 de febrero de 2017 donde se adoptó la medida correctiva  de asunción temporal de la competencia de los servicios de salud, educación, alimentación escolar y agua potable.

La Dirección General de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, determinó a que pesar de los avances de las entidades territoriales en los últimos tres años no se ha dado cumplimiento  a las condiciones para reasumir la competencia, es decir, no se han superado los eventos de riesgo que justificaron la adopción de la medida.

En el documento se indica, que en el sector de la salud, la entidad territorial no cumplió con 19 de las 27 condiciones establecidas. I. No se permitió la administración de la totalidad de los recursos que financian el sector. II. Inoportuna defensa jurídica que generó afectaciones con medidas cautelares. III. Se suscribieron acuerdos de pago pagados con recursos corrientes del sistema general de participaciones en salud desfinanciando las acciones de salud pública y el aseguramiento. IV. Inoportunidad  en la contratación de recurso humano y suministro de insumos. V. Insuficiencia en la gestión de auditoría de las cuentas médicas. VI. Desconocimiento del valor de la deuda por servicios  y tecnologías en salud no financiadas con cargo a la unidad de pago por captación y ausencia de un escenario financiero viable para el saneamiento de dichas deudas.

En Educación, se presentaron avances en término de garantía de la cobertura, la normalización en las prestación del servicio educativo en el departamento y la superación parcial de los eventos de riesgo presentados en el documento Conpes 3883.

Sin embargo, se indica en el documento, las entidades territoriales objeto de la medida no cumplieron con las condiciones necesarias para la reasunción de la competencia, reflejado en que ninguna tuvo un porcentaje de cumplimiento las condiciones superior al 60%, lo que pone en evidencia la falta de capacidad instalada de las entidades para continuar con la cobertura y prestación del servicio.

Se presentó un bajo porcentaje con relación a la alimentación escolar.

En el sector de agua potable y saneamiento básico, es claro que el departamento de La Guajira  no alcanzó el cumplimiento del 80% de la ejecución del Plan Estratégico de Inversiones 2017-2019, no se logró la meta de realizar los planes de acción de los municipios vinculados a los planes departamentales de agua y, aunque la condición de pago de subsidios se cumplió, no se tuvo en cuenta la necesidad de establecer los procesos de auditoría en los municipios descertificados ni en los demás municipios vinculados al PDA.

La medida cautelar es hasta por dos años en la prestación de los servicios de salud, educación, alimentación escolar y agua potable y saneamiento básico.

En el sector de salud y agua potable se asumen las competencias del departamento de La Guajira; en educación de las entidades territoriales  certificadas  Riohacha, Maicao y Uribia y, en alimentación escolar las ETC de Riohacha, Maicao, Uribia y en las 12 entidades territoriales no certificadas: Albania, Barrancas, Dibulla, Distracción, El Molino, Fonseca, Hatonuevo, La Jagua del Pilar, Manaure, San Juan del Cesar, Urumita y Villanueva.

A renglón seguido también se indica, de la posibilidad de solicitar a la DAF un levantamiento previo a la finalización de la medida, por parte del Ministerio sectorial respectivo, el DNP o cualquiera de las entidades afectadas, basado en el cumplimiento de las actividades a evaluar y condiciones para reasumir la competencia contenida en el documento.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.