Más de setecientos 18 mil millones de pesos faltan para proyecto del Ranchería.

Proyecto represa río Ranchería. Foto: Betty Martínez Fajardo.

Una auditoría de cumplimiento realizada por la Contraloría General de la República, alerta sobre el riesgo que corre el proyecto de la represa del río Ranchería en La Guajira, toda vez que requiere de 718 mil millones de pesos para culminar las obras de la fase II y III.

Uno de los hallazgos de la auditoria tiene que ver con la incertidumbre que rodea la terminación del proyecto.

El proyecto Ranchería no presta actualmente los servicios para los cuales fue planificado (riego, acueducto y generación de energía), lo que evidencia su incumplimiento, así como los objetivos de la política de Adecuación de Tierras, si se tiene en cuenta que, aunque la construcción de la fase I se encuentra finalizada, no han iniciado las obras de las fases II y III para que el proyecto entre en operación, fue una de las conclusiones de la auditoría.

El organismo de control consultó al Departamento Nacional de Planeación (DNP) en relación con la asignación de recursos para la terminación de ese proyecto estratégico, y su respuesta es que el tema está condicionado a la elaboración de una hoja de ruta técnica y financiera que permita habilitar progresivamente la prestación del servicio público de Adecuación de Tierras y se adecúe a la realidad presupuestal del sector administrativo, agropecuario, pesquero y de desarrollo rural.

El organismo de control identificó en esta Auditoría de Cumplimiento varios cuellos de botella que han incidido negativamente en la finalización de los proyectos, Ranchería, Tesalia-Paicol y Triángulo del Tolima, como debilidades en la coordinación interinstitucional que deberían tener los entes interesados e involucrados en su culminación y puesta en operación. También está la incertidumbre presupuestal que ha rodeado estos proyectos.

La Contraloría no pudo profundizar en la verificación de los costos de oportunidad de esos proyectos de distrito de riego, por cuanto la Agencia de Desarrollo Rural -ADR y otras entidades competentes, como los Ministerios de Agricultura y Desarrollo Rural y de Hacienda y Crédito Público, así como el Departamento Nacional de Planeación (DNP), indicaron no haberlo calculado.

  • Los 3 proyectos no cuentan con estudios y diseños actualizados y el mismo Departamento Nacional de Planeación (DNP) -en comunicación a la CGR- consideró que es necesario verificar los supuestos y planteamientos de los mismos, dado que fueron realizados ya hace varios años atrás.
     
  • En general, se advierten debilidades en materia de coordinación interinstitucional, así como problemas de programación presupuestal para adecuación de tierras.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.