La Reforma al SGR: una oportunidad para que La Guajira mejore la pertinencia en el gasto de regalías.

Por: El Centro de pensamiento Guajira 360 

La Guajira, un departamento en el que para 2012, 12 de sus 15 municipios presentaron tasas de NBI por encima del 50%, debe procurar que la inversión de los recursos del SGR se traduzca en la reducción efectiva de la pobreza en todo el territorio departamental.

El pasado 3 de diciembre de 2019 se aprobó, en octavo debate, la reforma constitucional al Sistema General de Regalías (SGR). De acuerdo con el Gobierno Nacional, dicha reforma se presentó para: 1) fortalecer la participación de las entidades territoriales beneficiarias de asignaciones directas, para incrementar el impacto de las inversiones en dichos territorios; 2) mantener la inversión de los fondos regionales y CTeI en toda la nación; y 3) hacer mas expedito y ágil el SGR. Los debates que se realizaron en el Congreso de la República incidieron para que este Acto Legislativo lograra un incremento de los recursos de regalías para las entidades territoriales productoras y los municipios con mayores niveles de pobreza.

Dentro de las principales modificaciones que introduce la reforma al artículo 361 de la Constitución Política, se destaca el aumento sustancial de asignaciones directas para las regiones productoras. Estas pasarán a recibir un 11,2% del total de los recursos de SGR por este concepto, a un 25% del mismo. De acuerdo con afirmaciones del Ministerio de Minas y Energía, si la distribución de regalías directas de la reforma se hubiese aplicado para el presupuesto bienal 2019-2020, este rubro se hubiera incrementado de $2 billones a $4,6 billones.

De igual forma, los municipios con mayores niveles de pobreza pasarán de percibir un 10,7% de las regalías a un 15% teniendo en cuenta criterios de necesidades básicas insatisfechas (NBI) y número de población. Las cuentas del gobierno y de algunos legisladores estiman que más de 800 municipios en Colombia se verán beneficiados con dicho incremento. La Guajira, un departamento en el que para 2012, 12 de sus 15 municipios presentaron tasas de NBI por encima del 50% (Uribia y Manaure con niveles de 96,05% y 79,75% respectivamente), debe tomar medidas para aprovechar esta nueva disposición y procurar que la inversión de los recursos del SGR se traduzca en la reducción efectiva de la pobreza en todo el territorio departamental.

Gráfica 1. Municipios guajiros con mayores niveles de Necesidades Básicas Insatisfechas

Fuente: DANE, proyecciones de NBI para 2012

Para que la reforma constitucional entre en vigor, el Gobierno Nacional deberá radicar, a más tardar el 30 de marzo de 2020, una Ley que reglamente las nuevas modificaciones al SGR. Si para el 30 de agosto de 2020 el Congreso de la República no ha expedido la Ley, se faculta por un mes al Presidente de la República para expedir decretos con fuerza de Ley que garanticen la operación del Sistema. Mientras todos estos procedimientos surten efecto, el SGR se regirá, transitoriamente, por lo estipulado en los Actos Legislativos 05 de 2011 y 04 de 2017. Esto quiere decir que los beneficios que otorga la reforma sólo serán palpables para el presupuesto bienal 2021-2022.

Diagnóstico de la inversión de los recursos del SGR
en La Guajira 2012-2019

Gráfica 2. Inversión de la Gobernación en proyectos por sector

Fuente: Base datos Gesproy DNP – Corte: 6 de Diciembre 2019

De acuerdo con la base de datos del GESPROY, entre 2012-2019, el departamento de La Guajira ha invertido más de 1,2 billones de pesos en 133 proyectos, de los cuales 41 se han terminado, 75 se encuentran en ejecución y 17 están sin contratar.

Los cinco sectores que más se han beneficiado de las inversiones de regalías son: el de transporte, con la construcción o mejoramiento de la red vial secundaria y terciaria; educación, primordialmente en la construcción, adecuación, dotación de colegios en los niveles de preescolar y básica y media; ciencia, tecnología e innovación, en proyectos de formación del capital humano y de investigación y Desarrollo; ambiente, para la prevención y adaptación al cambio climático y la gestión del riesgo; y agua potable y saneamiento básico con inversiones en acueducto alcantarillado y plantas de tratamiento.

Municipios del Departamento

Gráfica 3. Inversión de los Municipios en proyectos por sector

Fuente: Base datos Gesproy DNP – Corte: 6 de Diciembre 2019

Los municipios guajiros invirtieron cerca de 1,1 billones de pesos en 584 proyectos. La principal diferencia de la inversión de los 15 municipios del departamento con la de la Gobernación es que los primeros presentan mayores recursos en proyectos para la construcción de infraestructura deportiva y que estos invierten escasamente en el sector de ciencia, tecnología e innovación.

Estudio de Guajira360° “Análisis de pertinencia del gasto de regalías”

A finales del año 2018 el Centro de Pensamiento Guajira360° presentó el estudio “Análisis de Pertinencia del Gasto de Regalías en el departamento de La Guajira y municipios productores”, con el que se revisó cómo las entidades territoriales que conforman el departamento han dado uso a los recursos del SGR y cuál ha sido su impacto en el fomento del desarrollo social y económico de La Guajira.

Este estudio debe servir de hoja de ruta para que los nuevos alcaldes y el gobernador entrante determinen cómo mejorar la eficiencia, eficacia en la inversión, lograr que las regalías apalanquen los sectores productivos del departamento y disminuir los indicadores que denotan pobreza y desigualdad. Las recomendaciones de la investigación cobran mayor relevancia teniendo en cuenta que la reforma constitucional incrementará los recursos para las regiones productoras y para los municipios más pobres. En tal sentido, aprovechamos esta nota para reiterar las conclusiones y orientaciones más importantes:

  • En el estudio, los tipos de proyectos ejecutados, los volúmenes y los sectores seleccionados para la inversión permiten dimensionar el papel complementario que los recursos de regalías desempeñan con los gastos del Sistema General de Participaciones, ya que son muy pocos los recursos dirigidos para la creación de externalidades positivas que permitan estimular nuevos esfuerzos por parte del sector privado. Vemos por ejemplo que, pese al potencial turístico del departamento, pocos proyectos se destinan al sector de Comercio, Industria y Turismo.
  • En el SGR se impone mejorar la pertinencia y la calidad del gasto para salir de la llamada “maldición de los recursos naturales”. Muy a pesar de las modificaciones introducidas por la Ley 1530 del 2012, contar con recursos de regalías por parte de las entidades territoriales sujetas a las decisiones colegiadas del estamento de los OCAD, no siempre garantiza un mejoramiento en la eficiencia, eficacia y la calidad del gasto. Ello sugiere que el fortalecimiento de la institucionalidad es clave para lograr mejores réditos en lo social, al igual que cambios sustantivos en el cumplimiento de las metas del potencial recaudatorio (esfuerzo fiscal).
  • Por las debilidades institucionales y la alta rotación que se presentan en las autoridades de La Guajira, es necesario buscar alternativas de ejecución de los recursos, con estrategias como las de obras por regalías. Esto permite incrementar la colaboración público-privada, además de propiciar una mayor eficiencia en el gasto público social, para lo cual se puede utilizar lo aprendido a partir de las regulaciones de las estrategias de obras por impuestos en la Zomac que, en Colombia, incluyen a seis departamentos con 56 municipios, nueve de ellos en La Guajira. Lo anterior podría ser particularmente útil para que las empresas del sector minero-energético recobren legitimidad en las poblaciones que rechazan las actividades extractivas.
  • En el estudio se hace evidente la complementariedad que mantienen las regalías con la necesidad de estimular los esfuerzos recaudatorios de las entidades territoriales. Los ingresos corrientes son básicos para darle la respectiva sostenibilidad a los proyectos ejecutados con recursos del SGR, ya que las regulaciones vigentes limitan los recursos de regalías a la inversión específica del proyecto. Los gastos para la sostenibilidad se tipifican como recurrentes, situación prohibida en la actualidad.

De igual forma, dos retos adicionales se imponen para un mejor funcionamiento del Sistema en el Departamento. El primero es la toma de acciones de mejora para escalar en el Índice de Gestión de Proyectos de Regalías. En el Informe que presentó el DNP para el primer semestre de 2019 la Gobernación de La Guajira ocupó el puesto 32 entre los departamentos y el siete en su región con 46, 29 puntos, ubicándose en rango insuficiente. En dicho Índice se destacan los problemas relacionados con las intervenciones del SMSCE donde se encuentran:

  • 19 proyectos con suspensión de giros por $150.000 millones (23% de los recursos aprobados)
  • 13 proyectos críticos por $135.000 millones (21% de los recursos aprobados)
  • 2 proyectos con plan de mejora incumplido.

Por otro lado, en segundo lugar la Gobernación y los municipios deberán o conformar un equipo interdisciplinario de trabajo con conocimiento en temas normativos, contratación pública, financieros, y especialmente técnicos con experiencia en el ciclo de proyectos (formulación, estructuración y ejecución), que garanticen una dinámica permanente de presentación de proyectos que se financien con recursos del SGR. Es importante que estos equipos estén integrados por funcionarios de carrera para asegurar la memoria institucional. Todas estas medidas y recomendaciones permitirán al departamento aprovechar de mejor manera las rentas de regalías, que provienen de la explotación de recursos minero-energéticos no renovables, permitir que estas impacten en una mayor calidad de vida para los guajiros.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.