Cerrejón y Corpoguajira realizan liberación de hicoteas y babillas en su hábitat natural

En la reserva de la sociedad civil La Esperanza fueron liberadas 1200 hicoteas y 22 babillas juveniles, producto de una incubación artificial exitosa, adelantada por Cerrejón en su Centro de Rehabilitación de Fauna. Esta actividad recibió el acompañamiento de Corpoguajira, la Fundación Iguaraya y la Fundación Omacha. Estudiantes de las Instituciones Educativas Nuestra Señora del Pilar y Miguel Pinedo Barros se sumaron al ejercicio, logrando conocer la importancia de la presencia de estos reptiles en su ecosistema natural.

Estos resultados se dan en el marco del programa de Conservación de Especies Amenazadas y el programa de Compensación por Pérdida de Hábitat Acuático, en los que Cerrejón y Corpoguajira participan con diferentes iniciativas para la protección de la biodiversidad de la región, fomentando acciones que contribuyan a garantizar la supervivencia de estos individuos, a través de las mejoras en prácticas ambientales y de la divulgación de mensajes de preservación de fauna y recursos naturales en el departamento.

Gabriel Bustos, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón considera que: “conservar las especies amenazadas y en general, la fauna silvestre, es una muestra de responsabilidad ambiental de parte de Cerrejón y hace una invitación a la sociedad civil a que se unan a estos esfuerzos por conservarlas, buscando evidenciar los beneficios ambientales que éstas proveen dentro de los ecosistemas del departamento de La Guajira.”

El programa de reproducción de la tortuga hicotea (Trachemys callirostris), inició en el año 2013 con el análisis de la dinámica poblacional de estos ejemplares en cuatro sectores de La Mina. El objetivo principal de este programa es promover la conservación de especies en peligro de extinción, entre las cuales se encuentran también el Caimán Aguja y cuatro especies de tortugas marinas de Bahía Portete, así como propender por el cuidado de reservas naturales como Los Montes de Oca.

En el 2019, con el fin de incrementar la sobrevivencia de las nidadas de la tortuga hicotea encontradas en lugares dentro del área de influencia del Cerrejón, se registraron 130 nidos con 1650 huevos, los cuales fueron incubados artificialmente en el Centro de rehabilitación de fauna de Cerrejón, obteniendo una tasa de eclosión del 88.4% y una tasa de supervivencia del 82.1%%, asegurando así la efectividad del proceso.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.