La JEP estudia mecanismos de articulación con la jurisdicción especial indígena.

Indigenas y líderes afro descendientes en el foro «Voces de las Victimas: diálogo intercultural y justicia restaurativa».

El Magistrado Juan José Cantillo Pushaina, en encuentro que sostuvo en Riohacha con líderes de los pueblos indígenas de La Guajira, en el marco del foro “Voces de las Víctimas: diálogo intercultural y Justicia Restaurativa”, aseguró que la Jurisdicción Especial para la Paz, reconoce el ejercicio de la función jurisdiccional de las autoridades indígenas en sus territorios.
Aseveró, que están implementando mecanismos de coordinación y articulación entre la JEP y la Jurisdicción especial Indígena, el cual incluye las sanciones impuestas a quienes sean indígenas.

El Magistrado de la JEP Juan José Cantillo Pushaina, acompañado de un palabrero Wayuu.


Además de la necesidad también de hacer pedagogía sobre la JEP, y recordó lo señalado por la Presidenta Patricia Linares, en el sentido que todos deben saber que esperar de la Jurisdicción y hasta donde sus alcances.
“Los beneficios hacen parte del acuerdo y su acceso no depende del simple querer de las personas sino del cumplimiento de unos requisitos señalados en la ley que son muy rígidos”, dijo.
En tanto la Magistrada Belkys Izquierdo, valoró los aportes de los lideres indígenas en el desarrollo del foro, y su compromiso en comunicar a la JEP sobre la necesidad de hacer pedagogía en participación de víctimas y presentación de informes.


En ese mismo sentido, varias iniciativas dejaron conocer los líderes indígenas que participaron del foro como los Pütchipü o palabrareros en el sentido que la reparación debe hacerse con la comunidad, y las sanciones propias deben ser consultadas con las autoridades indígenas de los territorios desde la práctica y no quedarse en el simple papel.
Afirman, que son los victimarios los que deben restaurar el daño causado, además de la necesidad de inyectar recursos a la ley 1448 de 2011.
Ratificaron que es necesario que la JEP trabaje desde el enfoque diferencial los temas de los indígenas.
Hicieron un llamado a la reconciliación, a la sanación del territorio, a la inclusión social y ubicación de desaparecidos.
Mostraron su Inquietud sobre aquellas personas que nunca se reconocieron como Farc y que ahora pretenden entrar a la JEP.
Sobre el acompañamiento a las víctimas, pidieron la articulación entre la Unidad de Víctimas, la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, la Unidad de Restitución de Tierras, la Procuraduría General de la Nación, la Defensoría como presencia fundamental para definir una ruta étnica de participación y diálogo directo con las autoridades para definir mecanismos de seguridad concertados con las autoridades étnicas, la identificación de los impactos colectivos y propuestas estructurales sobre pervivencia de las comunidades.
Puntualizaron, que cuando los victimarios sean indígenas la sanción que se les aplique corresponda a la fijada en el sistema normativo del pueblo al que pertenecen.
Solicitaron la verdad sobre quienes fueron los que pagaron, dieron las órdenes u originaron las masacres en La Guajira.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.