Vaquitas marinas: Al borde de la extinción

Fuente: El Espectador

Las vaquitas marinas (Phocoena sinus) son los mamíferos marinos más pequeños, viven aproximadamente 20 años y tienen crías cada 2 años. Habitan en lagunas poco profundas ubicadas en el noroeste del Golfo de California. Utilizan la ecolocación para comunicarse y emiten constantemente sonidos característicos, por los cuales pueden distinguirse de otros mamíferos marinos.

Actualmente, se encuentran en peligro debido a las redes de pesca, en las cuales se enredan y mueren. Otras especies son capturadas con ayuda de estas redes como los peces la especie Totoaba macdonaldi.

En el año 2011 se inició la vigilancia de la población de las vaquitas marinas. Investigadores colocaron cada año detectores acuáticos en 46 puntos del Golfo de California. Entre 2011 y 2015, la actividad acústica de las vaquitas cayó en un 34% anualmente. En 2015, se estimó que la población consistía en 100 individuos. En 2015–2016, la actividad acústica de los animales disminuyó en un 49%, y para el año 2016 solo quedaron 30 individuos. 

A partir de un nuevo artículo, científicos de los Estados Unidos, Reino Unido y México estimaron que en septiembre de 2018, solo diez animales seguían vivos, mientras que la población total no podía superar a 22 animales.

Sin embargo, es posible salvar esta especie de la extinción. Durante su época de reproducción  (diciembre a mayo) los pescadores utilizan activamente sus redes, por lo cual es necesario establecer controles como la eliminación de las redes ilegales y  la presencia de guardias en los lugares donde la especie pasa más tiempo. Además, proponen brindar a los pescadores oportunidades legales para ganar dinero.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.