Los indígenas wayuu siguen llorando la desviación del arroyo Bruno

Audiencia pública sobre desviación del arroyo Bruno, realizada en la ciudad de Riohacha. Foto: Betty Martínez F.

Por: Betty Martínez Fajardo.

A los indígenas wayuu les sigue doliendo la desviación del arroyo Bruno, principal tributario del río Rancheria, así lo expresaron nuevamente en la audiencia regional pública, que contó con la participación de los senadores Jorge Enrique Robledo y Feliciano Valencia.

En el evento, líderes wayuu manifestaron su incoformismo por la desviación del arroyo, al tiempo que el Senador Jorge Enrique Robledo, confirmó que estará convocando a un debate sobre el tema en el Senado de la República.

Luis Misael Socarras, lider wayuu reiteró que las comunidades están exigiendo la no desviación del arroyo Bruno porque siguen peleando por el agua.

Explicó, que las autoridades no están acatando la sentencia de la Corte Constitucional, en el sentido que las comunidades afectadas deben hacer parte de la mesa interinstitucional.

Arroyo Bruno, luego de los trabajos de desviación de su cauce. Foto: Betty Martínez Fajardo.

El lider Social Luis Misael Socarras, expresó que en un reciente recorrido desde el punto donde comienza el rio hasta la desembocadura se pudo constatar que el arroyo no tiene agua.

«Cada vez que hablamos y discutimos por esto enseguida empiezan las amenazas, callarán una voz más no un pueblo», dijo.

Senadores Jorge Enrique Robledo y Feliciano Valencia. Foto: Betty Martínez Fajardo.

Por su parte el Senador Jorge Enrique Robledo, aseguró que es evidente el rechazo de las comunidades a la desviación del arroyo, porque son ríos en los que se les va la vida.

Argumentó, que los daños por la desviación del arroyo Bruno son inmensos, y los sufrimientos muy grandes, razón para que Cerrejón que es la minera que opera entienda que las cosas tienen que tener sus límites, especialmente porque el agua en Colombia por ley tiene como prioridad a la gente, y eso tiene que ser respetado,  máxime cuando la Corte Constitucional está diciendo que hay que darles garantías a los ciudadanos.

Presidente de Cerrejón, Guillermo Fonseca. Foto: Betty Martínez Fajardo.

En ese sentido, el Presidente de la empresa Cerrejón, Guillermo Fonseca Onofre, aseguró que el proyecto de la puente es fundamental para su proceso de expansión, y es el que necesitan para tomar un segundo aire que les permita tener unos costos más bajos, mejor calidad de carbón y unos niveles de producción más altos.

Obras desviación arroyo Bruno. Foto: Betty Martínez Fajardo.

De acuerdo a la empresa Cerrejón, las obras de modificación parcial del cauce del arroyo Bruno en el proyecto La Puente, consistió en mover 700 metros al norte un tramo de 3,6 km, replicando las condiciones físicas y bióticas naturales en la cuenca baja del arroyo, en predios del área concesionada propiedad de Cerrejón, donde no hay comunidades asentadas, acorde al diseño aprobado, haciendo uso de las mejores prácticas y estándares de ingeniería nacional e internacional.

El tajo La Puente es uno de los más importantes dentro de la operación actual y futura de Cerrejón. Sus posibilidades de expansión, permitirán reemplazar el cese de la producción de tajos cuyas reservas se agotarán en el corto plazo.

Lider Wayuu

Jackeline Romero, lider social wayuu. Foto: Betty Martínez Fajardo.

Jackeline Romero, es una reconocida lider social wayuu, dedicada a defender los intereses de su comunidad, y el derecho que tienen a gozar de agua potable.

Expresó, que de acuerdo a estudios realizados se ha demostrado que el arroyo Bruno siempre está vivo, pero por razón de la actividad minera el nivel de agua subterránea ha bajado ostensiblemente lo que ha permitido que hoy el cauce sea más deficiente, y sobre todo poder llegar y tributar que es otro tema de comprensión que debe entender la ciudadanía.

«El arroyo Bruno no es un arroyo cualquiera, es uno de los principales tributarios del río Ranchería una de esas venas principales que le permite al río seguir vivo», dijo.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.