Los desafíos de La Guajira frente a los objetivos del Desarrollo Sostenible

Por: Betty Martinez Fajardo

Publicado en Diario del Norte.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como Objetivos Mundiales, son un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad.

Estos 17 Objetivos se basan en los logros de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, aunque incluyen nuevas esferas como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible y la paz y la justicia, entre otras prioridades. Los Objetivos están interrelacionados, con frecuencia la clave del éxito de uno involucrará las cuestiones más frecuentemente vinculadas con otro.

Es decir son objetivos claves para que la gente pueda gozar de una mejor calidad de vida, que en el caso de La Guajira, sigue aún muy distante toda vez que los últimos gobiernos no fueron capaces de hacer un alto en el camino para abonar ese terreno.

Hoy, La Guajira cuando llega a sus 54 años de vida administrativa, y a pocos meses de elegir nuevos mandatarios encuentra una nueva posibilidad de enrumbar su camino a la prosperidad social y económica, que dependerá inicialmente de la decisión de la propia comunidad el día de las elecciones, eligiendo a un  profesional idóneo, honesto, responsable, con experiencia administrativa, que tenga claro cómo trabajar en equipo, y que entienda que está al servicio de la gente.

Uno de esos propósitos de quien resulte elegido, es trabajar para recuperar la institucionalidad, para salir de esa crisis que se ha vivido en los últimos años y que ha truncado por ejemplo el cumplimiento de los programas de gobiernos, en detrimento de una comunidad que sigue reclamando una mejor calidad de vida.

Es imperioso también, que se busque la unidad social, es decir que tanto gobernantes, como líderes sociales, academia, empresa privada  y políticos logren un gran acuerdo para juntos empezar a construir las bases de una mejor Guajira, donde todos tengan cabida.

El nuevo gobernante, asumirá un departamento agobiado por múltiples problemas, ocupando los últimos lugares en índices de pobreza, de competitividad, de proyectos financiados con recursos de regalías, con necesidades básicas aun insatisfechas, una alta tasa de analfabetismo, niños que siguen muriendo por desnutrición, jóvenes que se forman pero no encuentran trabajo, déficit de vivienda, con un nuevo agravante como es la alta población venezolana que llega en busca de trabajo y comida, asentados hoy en diferentes municipios, además de comunidades indígenas, y afro descendientes también con justas reclamaciones que deben ser atendidas.

Los objetivos del Desarrollo Sostenible, son 17 los cuales La Guajira debe aterrizar, si realmente se busca que la comunidad pueda mejorar en su calidad de vida, que solo se logrará en la medida que se recupere de la crisis institucional que la agobia para que el gobierno nacional invierta recursos económicos importantes que ayuden a solucionar serios problemas en temas como servicios públicos, vías, turismo, y otros.

Esos 17 objetivos se traducen en fin de la pobreza, hambre cero, salud y bienestar, educación de calidad, igualdad de género, agua limpia y saneamiento, energía asequible y no contaminante, trabajo decente y crecimiento económico, industria, innovación e infraestructura, reducción de las desigualdades, ciudades y comunidades sostenibles, producción y consumo responsables, acción por el clima, vida submarina, vida de ecosistemas terrestres, paz, justicia e instituciones sólidas, y alianzas para lograr esas finalidades.

Es necesario entonces, que La Guajira recupere su institucionalidad, para salirle al paso a todas sus adversidades, y para empezar a generar desarrollo social y económico trabajando renglones importantes de su economía como el turismo, las energías alternativas, la agricultura, su cultura,  de la mano de su recurso humano liderado por un gobernante honesto que tome decisiones transparentes para generar otra opinión en el concierto nacional, y enterrar por fin los actos de corrupción.

De acuerdo al programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, los ODS conllevan un espíritu de colaboración y pragmatismo para elegir las mejores opciones con el fin de mejorar la vida, de manera sostenible, para las generaciones futuras. Proporcionan orientaciones y metas claras para su adopción por todos los países en conformidad con sus propias prioridades y los desafíos ambientales del mundo en general.

Los ODS son una agenda inclusiva. Abordan las causas fundamentales de la pobreza y nos unen para lograr un cambio positivo en beneficio de las personas y el planeta.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.