Una radiografía de la Educación Superior en La Guajira

Por: Centro de Pensamiento Guajira 360º

En la Constitución Política de Colombia, el  artículo 67  establece que la educación es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social; con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura.

En línea con ese planteamiento, la calidad de la educación está relacionada con la capacidad de los sistemas educativos para dar respuesta a las necesidades de la sociedad, de modo que se logre preparar a los estudiantes para afrontar con posibilidades de éxito los retos que encontrarán a lo largo de la vida en sus diferentes contextos (personales, familiares, religiosos, sociales y profesionales). Dichos contextos tendrán incidencia directa en la forma que se comprende el concepto de calidad de la educación.

En este orden de ideas, conocer y realizar seguimiento a los factores relacionados con la posibilidad de formar ciudadanos competentes, en línea con las características culturales y la capacidad productiva local y regional, se convierte en una clara necesidad del departamento de La Guajira, justo en un contexto en que  requiere  cambiar el modelo de desarrollo económico,  caracterizado por ser altamente dependiente del sector extractivo y salir del proceso de intervención nacional que se lleva a cabo en el sector desde el 2017 y que se puede extender hasta el 2019. 

Tal como lo expone el Consejo Privado de Competitividad (2015), no importa cuán desarrollado esté un territorio en acceso a tecnologías de la información y competitividad o en ambiente de negocios; sin un recurso humano calificado no se podrá ser competitivo en los sectores de mayor valor agregado, sobre los que se pretende apalancar el desarrollo económico de los próximos años.

De conformidad con lo anterior, el presente artículo se constituye en una exposición analítica y reflexiva sobre algunos indicadores disponibles en torno al estado actual de la calidad del servicio de educación superior en el departamento de La Guajira. Los datos oficiales disponibles para el periodo 2010 y 2017 fueron tomados como punto de partida para la estimación de los avances del sector educativo departamental en el contexto regional y nacional.

La información considerada para esta exposición proviene de fuentes oficiales como del Ministerio de Educación Nacional (MEN), el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el Instituto Colombiano para la Evaluación de la Calidad de la Educación (ICFES), entre otras.

Programas activos en educación superior

En lo referente a educación superior, el sistema se administra nivel departamental y nacional según lo establecido en La Ley 30 de 1992. De acuerdo con el Ministerio Educación Nacional, en el año 2016 se reportaron 145 programas de pregrado y posgrados activos en La Guajira, distribuidos como se presenta a continuación:

Tabla 1. Distribución de programas activos en educación superior IES de La Guajira

Estos programas son ofertados por 13 Instituciones de Educación Superior (IES) de las cuales la Universidad de La Guajira y el Instituto Nacional de Formación Técnica Profesional de San Juan del Cesar cuentan con sede principal en el departamento. Adicionalmente, es importante mencionar que la Universidad de La Guajira (13498 matriculados) y el Servicio Nacional de Aprendizaje (4965 matriculados) concentran un 91% de la matrícula en educación superior del departamento. Llama la atención que ninguna institución o programa en educación superior ofertado en el departamento cuenta con registro de alta calidad, se hace apremiante la ejecución de planes que se enfoquen en la excelencia de la oferta educativa.

1.    Acceso

Para examinar el acceso de los jóvenes guajiros a la educación superior, se dará cuenta a continuación la tasa de cobertura en educación superior (TCED). Este indicador muestra la relación entre los alumnos matriculados en el nivel de pregrado y la población entre 17 y 21 años, por tanto, mide la participación de los jóvenes y adultos que se encuentran efectivamente cursando un programa de educación superior. La TCED del departamento de La Guajira avanzó en cerca de 4 puntos porcentuales entre 2010 y 2016, observándose una tendencia sostenida al alza durante el último quinquenio (ver gráfico 1).

Pese a este avance, solo 2 de cada 10 jóvenes del departamento entre los 17 y 21 años logran acceder a la educación superior. Se observa que la tasa de transito inmediato desde la educación media hacia la educación superior del departamento en 2016 fue de un 39%, es decir de los 5736 estudiantes egresados de la media en 2015, solo 2229 ingresaron a programas de educación superior en 2016.

Gráfico 1. Tasa de Cobertura en Educación Superior de La Guajira 2010-2016

Por otra parte, los datos relacionados con la tasa de cobertura en educación superior muestra que el departamento tiene un trabajo que realizar en materia de cerrar las brecha a nivel regional y nacional. En el año 2016, tan sólo 21.65% de los jóvenes del departamento entre 17 y 21 años ingresaron a programas de educación superior, en comparación con 36.11% y 51.52% de la región Caribe y el país, respectivamente.

Gráfico 2. Tasa de Cobertura en Educación Superior de La Guajira 2016

Una tasa de cobertura en educación superior inferior al 25% revela la urgencia por ejecutar acciones que faciliten el acceso a este nivel educativo como la creación de fondos de becas de nivel territorial y la creación de programas de financiación o subsidio educativo complementarios a los ya existentes a nivel nacional. Por otra parte, se requiere diversificar su oferta educativa en áreas diferentes a la administrativa y que requiera el mercado laboral, además de calificar nuestra mano de obra y de esta forma dar un mayor aprovechamiento de nuestras ventajas comparativas naturales, en especial en la Universidad de La Guajira ya que es la institución de educación superior con mayor importancia del departamento

Finalmente no debe desconocerse la necesidad de un enfoque diferencial en la metodología de enseñanza en las instituciones de educación superior, teniendo en cuenta la diversidad cultural que tiene el departamento, especialmente por ser un territorio donde habitan 4 etnias indígenas: Wayuu, Kogi (Kaggaba), Wiwa (Arzario) y Arhuaco (Ijka).

2. Permanencia

La tasa de deserción en educación superior interanual o por periodo (TDIE) es una razón del número de estudiantes matriculados dos semestres atrás y el número de estudiantes clasificados como desertores un año después. La TDIE del departamento de La Guajira al finalizar el año lectivo 2016 fue ligeramente superior la tasa calculada para el año 2011, observándose un tenue avance de 1 punto porcentual. Si bien se observan tasas superiores al 13% en 2011 y 2012 a partir de 2013 la TDIE se ha mantenido cercana al 12% (ver gráfico 3).

Gráfico 3. Tasa de Deserción (por periodo) en Educación Superior de La Guajira 2010-2016

Se destaca además que la tasa de deserción interanual de La Guajira  se  ubica por encima del promedio de la región Caribe (9,6%) y del promedio nacional (9,3%).

Gráfico 4. Tasa de Deserción Por Periodo en La Guajira (2016)

Con el objetivo de contrarrestar la deserción, se hace necesario construir mecanismos de seguimiento al estudiante en su proceso formativo, como incentivos al rendimiento, pasantías de investigación, monitorias y condonación de créditos, entre otras estrategias de prevención del abandono.

3. Calidad

Como una aproximación a la calidad de la educación superior, se toma en cuenta los resultados obtenidos por los estudiantes en los componentes de razonamiento cuantitativo y lectura crítica en las pruebas Saber Pro 2016 y 2017.  De acuerdo con la información del grafico 5, la participación de estudiantes guajiros en el nivel de desempeño más bajo establecido en esta prueba (Nivel 1) aumentó entre 2016 y 2017; 10 puntos porcentuales en razonamiento cuantitativo y 6 puntos porcentuales en lectura crítica.

Gráfico 5. Porcentaje de estudiantes clasificados en el primer Nivel de desempeño en las Pruebas Saber Pro 2016 y 2017

Por su parte el gráfico 6 muestra que el porcentaje de evaluados de La Guajira que se ubicaron en el nivel desempeño más bajo es mayor que la región y el país ambos componentes. En el caso de razonamiento cuantitativo la participación de este nivel en el total de evaluados en La Guajira es mayor a la de la región Caribe en 23 puntos porcentuales y supera en más del doble al agregado nacional. En lectura crítica, la cifra de nuevo es superior a la registrada en la región y el país, en este caso en 24 y 30 puntos porcentuales respectivamente.

Gráfico 6. Porcentaje de estudiantes clasificados en el primer Nivel de desempeño en las Pruebas Saber Pro (2017)

 Ante este panorama es necesario orientar los currículos de las instituciones de educación superior del departamento hacia i) un desarrollo de las competencias básicas de los estudiantes, priorizando la Lectura Crítica y el Razonamiento Cuantitativo, ii) el fortalecimiento de la investigación científica y la generación de nuevo conocimiento, y iii) generar vínculos con el sector productivo e incentivar el emprendimiento y la innovación Lo anterior implica determinar de qué forma se financiarán inversiones en los 3 pilares que soportan esta re-significación curricular: infraestructura, talento humano y tecnología.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.