Yidris y sus mochilas

A pesar de su discapacidad física, Yidris Urariyu, teje todos los días, y participa en cada evento que la invitan para mostrar el colorido de sus mochilas, cuya venta la utiliza para ayudar a su familia.

Tiene 18 años, es estudiante de noveno grado en la institución educativa, Alfonso López Pumarejo, del municipio de Uribia, donde nació.

Desde muy pequeña aprendió a tejer de la mano de su abuela y su mamá, y hace parte de un grupo de 25 tejedoras que perfeccionaron la técnica participando de un curso que realizó en el servicio Nacional de Aprendizaje Sena de La Guajira, durante seis meses.

Con las maestras wayuu, que también trabajan con el Sena, aprendió a manejar los diseños, entendió como inicia y termina un tejido lo que garantiza de alguna manera la calidad de las mochilas que ofrece en los eventos.

Yidris, es de poco hablar, pero se siente feliz de ser wayuu, por eso dedica parte de su tiempo al tejido, porque tiene claro que es una forma de preservar la cultura de su etnia.

Es apegada a la tierra, y a pesar que a veces no vende una sola mochila en los eventos que la invitan sigue participando con la certeza que es el tejido que la hace fuerte, y convencida que le espera un futuro exitoso de la mano del hilo y la aguja.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.